annesophiemattis pikHace pocos días la francesa Anne-Sophie Mathis (26-1-0, 22 KOs) conquistó el reconocimiento como la mejor púgil libra por libra del mundo al derrotar por nocaut en el séptimo round a la estadounidense Holly Holm (30-2-3, 9 KOs) en Albuquerque, Nuevo México.

Precedidas ambas de un indiscutible prestigio lucharon además por el título vacante welter de la AIB, que la boxeadora gala, de 34 años, sumó a los que ya ostentaba de la AIBF, FIBF y FBF, resultado de una racha victoriosa de 24 combates, que ahora elevó a 25.

Holm sucumbió inobjetablemente y detuvo una seguidilla de 24 combates sin reveses, aunque en su pródiga carrera ha conseguido nueve títulos mundiales en las categorías ligerowelter, welter y mediana,

“Son las dos mejores boxeadoras en el mundo”, había dicho Mike Winkeljohn, entrenador de Holm. “Holly ha derrotado a todas aquí (en América) y tiene muchos fanáticos en Albuquerque. Y Mathis lo ha hecho en Europa. Ahora decidirán cuál es la mejor cuando estén frente a frente”.

Antes de ese fracaso, el único revés anterior de Holm ocurrió frente a la italiana Rita Turrisi, debido a una herida en su ojo derecho el 27 de junio de 2004 en los superligeros.

Pero aunque Mathis aparece ahora en la cima de la mejor libra por libra, en la lista de las mejores del boxeo actual sin duda también figuran la invicta alemana de origen armenio Suzianna Kentikian (29-0-0, 16 KOs), las mexicanas Ana María Torres (27-3-3, 15 KOs) y Jackie Nava (25-4-3- 11 KOs), así como la argentina Yesica Bopp (18-0-0, 8 KOs) y la colombiana-noruega Cecilia Braekhus (19-0-0, 5 KOs)

Kentikian, de 24 años y llamada “La Reina asesina” posee las fajas de la AMB, OMB y FIB de la división mosca. Ha ganado 16 de sus 29 combates antes del límite de tiempo dentro del profesionalismo, aunque nunca ha competido fuera del Viejo Continente, con un solo pleito en Austria hace seis años y el resto en territorio germano.

Entre sus víctimas aparece la mexicana Ana “La Bronca” Arrazola, a quien doblegó por fallo unánime en la disputa del titulo FIBF en marzo, en Hamburgo. También tuvo un gran combate con la azteca Arely “Ametralladora” Mucino, que concluyó sin decisión cuando dos jueces dieron empate el 17 de julio de 2010.

“La Guerrera” Torres (27-3-3, 15 KOs) acumula 14 peleas sin conocer el amargo sabor de la derrota, en los que se incluyen dos empates. El pasado 8 de octubre obtuvo fallo unánime ante la argentina Marisa Johana Portillo, en Baja California Sur, México. No ha sido derrotada desde el 19 de octubre del 2007, cuando recibió fallo adverso dividido ante la norcoreana Myung Ok Ryu, quien tuvo a favor combatir en su territorio.

“La Princesa azteca” Nava (25-4-3, 11 KOs) tendrá actividad el 14 de enero próximo ante la canalera Chanttall “La Fiera” Martínez (15-4-0, 6 KOs) por el título supergallo de la AMB, que defenderá por tercera ocasión Martínez. Nava había vencido a la argentina Soledad Edith Mathysse por decisión unánime, en Tijuana.

Yésica “La Tuti” Bopp ansía enfrentarse a Kentikian y no teme hacerlo en territorio germano, donde reside y es un ídolo la armenia-alemana. En octubre Bopp retuvo el título minimosca, versión OMB, al derrotar por nocaut técnico en el primer asalto a la británica Suzannah Warner, en Guaynabo, Puerto Rico.

También llamada la “Piba de Oro”, Bopp, quien reside en Estados Unidos, dijo al finalizar el combate con Warner que “esto recién comienza, hay que seguir entrenando, no bajar la guardia porque deseo que mi próxima rival sea Susi Kentikian”.

La nacida en Cartagena Cecilia “First Lady” Braekhus (19-0-0, 5 KOs) posee las coronas welter del Consejo (CMB), Asociación (AMB) y Organización (OMB), que retuvo el 3 de diciembre al vencer por nocaut en el décimo asalto a la hawaiana Kuulei Kupihea en Finlandia.

“Es la mejor peleadora femenina en el mundo”, dijo el legendario Ulli Wegner, ocho veces entrenador del año en Alemania. “Es inteligente y extremadamente talentosa. Posee todas las herramientas para una gran carrera”. Braekhus acumula 19 triunfos en línea, tres en 2011, ya que junto al de Kupihea se añaden los de Jill Emery y Chevelle Hallback, en ambas ocasiones por decisión unánime y en territorio de Dinamarca.

Comenta sobre este articulo