caro arias pikLuego de ganar ocho campeonatos nacionales, ocho centroamericanos, una medalla de plata en el Campeonato Panamericano en Brasil y una presea de bronce en Ecuador, en nueve años dedicada al boxeo aficionado, la costarricense Carolina Arias ha decidido dar el salto al boxeo rentado. Su record como aficionada es de 63 peleas ganadas y solo 3 derrotas.

Subirá de la mano del entrenador Ezequiel Obando, quien ha dirigido con buen suceso a la campeona mundial súper welter Hanna Gabriel y al campeón interino súper pluma Bryan “tiquito” Vásquez. La primera pelea de Carolina será a 4 rounds en peso gallo (54 kilos), el 7 de enero en el Palacio de los Deportes, en la ciudad de Heredia, al norte de San José, en la misma velada en la que Hanna Gabriel defenderá su título mundial.

Con 24 años, Arias se inició en las artes del boxeo a los 13 años de edad, cuando acompañaba a su hermano Juan José Sáenz a verlo entrenar en el gimnasio. “Siempre me han gustado los deportes. He practicado atletismo, voleibol y fútbol, pero el que me fascina es el boxeo, porque lo transforma a uno totalmente, lo saca de andar en malos caminos y le enseña a uno a tener disciplina hasta en lo que come”, nos cuenta con la voz cargada de emoción.

Aunque estuvo a punto de retirarse por falta de patrocinio y la dificultad para conseguir rivales en su categoría, ahora ve con entusiasmo su paso al boxeo profesional. “Entreno mañana, tarde y noche. Tengo muy buena técnica y mi mejor arma es el gancho de izquierda”, añade Arias.

El boxeo es parte de la familia, ya que su hermano y una hermana también lo han practicado y la hermana mayor es referí. Carolina está casada con el también boxeador Ricardo Aragón, quien pelea en los 60 kilos. “Hago guantes con él y me motiva mucho. Mi familia está muy contenta de que dé este paso, ya que es el sueño de todos que alguno llegue a un campeonato mundial. Solo a mi mamá le da mucho susto”, nos cuenta.

Carolina Arias es pequeñita. Con apenas 1.49 m., dice que su estatura tiene sus ventajas, porque se acomoda mejor a las rivales y más bien se le dificulta pelear con alguien de su tamaño. Para Mario Vega, su manejador, “vale la pena hacer el esfuerzo por Carolina. Tiene una excelente técnica y usa todo su cuerpo al tirar el golpe. Ella cuenta con mucha experiencia en este deporte y tiene ‘hambre’ de llegar muy alto, así que sin duda será muy exitosa”, comenta.

Su rival en este primer combate rentado será una mexicana quien también estaría debutando en el boxeo profesional. Si los pronósticos sobre la carrera de Carolina Arias se cumplen, Costa Rica podría tener su segunda campeona mundial de boxeo en una fecha no muy lejana.