Manny Pacquiao vs Jeff Horn: otra burla -Mientras el gran público se frotaba las manos avizorando un pleito entre el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Terence Crawford, el avezado promotor Bob Arum sacó un as de la manga al informar que el tagalo chocará con el desconocido joven australiano Jeff Horn.

No es nada nuevo ni en el lobo Arum, ni en ningún otro promotor. El dinero establece el pareo en el mundillo del pugilismo, mientras los duelos entre los mejores quedan en un segundo plano, con la venia de las máximas organizaciones mundiales que se hacen de la vista gorda en una complicidad evidente.

Según reveló Arum, después de reunirse en Las Vegas con personal de Duco Events, la promotora que guía la carrera de Horn, el duelo entre el “PacMan” Pacquiao (59-6-2, 38 KOs) y el representante de Oceanía, se disputará el 23 de abril, en una sede por definir, aunque el mayor interés recae en Brisbane, la tercera ciudad más grande de Australia, y capital del estado de Queensland.

Graduado de la prestigiosa Universidad de Harvard y ex empleado del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Arum a sus 85 años mueve los hilos del boxeo con pasmosa facilidad, derribando cualquier barrera que le impida alcanzar sus objetivos personales.

De ahí que existan pocas dudas, de que la pelea Pacquiao-Horn se disputará en el Suncorp Stadium (de Brisbane), una instalación con capacidad para albergar más de 50 mil espectadores y que seguro tendrá lleno completo por tratarse de la patria chica del australiano.

“Ya acordamos la bolsa con Horn y sus manejadores y ahora estamos trabajando en una sede”, dijo Arum, presidente de la promotora Top Rank, a la cadena ESPN. “Sabremos la ubicación de la pelea en los próximos días. Una vez que tengamos un lugar entonces volaré a Filipinas para reunirme con Manny y finalizar todo”.

Dean Lonergan, director de Duco Events y quien asistió al encuentro con Arum, ratificó que “la preferencia de todas las partes es que la pelea se dispute en Australia y todos estamos enfocados para que ese sea el lugar del enfrentamiento”.

Conociendo la ola de críticas que generaría el enfrentamiento, Arum se adelantó con una evasiva poco convincente: el interés del público del Medio Oriente y de Australia: “¿Para qué exponer (a Horn) antes con un (Jessie) Vargas o (Timothy) Bradley en Estados Unidos”, una posibilidad que el propio Arum había expuesto semanas atrás.

“El (Horn) es un oponente lo suficientemente bueno para Pacquiao y la única forma en la que habríamos cambiado es si hubiera más dinero”, precisó Arum, con lo cual puso al descubierto el verdadero móvil de todas sus decisiones: las ganancias.

La realidad es que Horn (16-0-1, 11 KOs) -segundo en la clasificación de la Organización Mundial (OMB) en la categoría welter- tiene muchos seguidores en Australia, pero es un total desconocido en el continente americano y su presencia carecería de atractivo para los seguidores del boxeo en el territorio continental de Estados Unidos.

De todas formas, Arum, quien cumplió 85 años el 8 de diciembre último, rechazó que el compromiso entre el púgil de Oceanía y Pacquiao sea transmitido bajo el sistema de pague por evento (PPV) y se hará en televisión abierta, aunque faltan precisar varios detalles.

“Estamos seguros que entre 3 y 4 mil filipinos viajarán a Australia para presenciar el combate”, expresó Arum. “Será el mayor pleito en la historia de ese país, aunque todavía estamos abiertos a que pueda efectuarse en otra sede, incluido Estados Unidos”.

Sobre los planes de Pacquiao en el presente año, Arum adelantó al diario Los Angeles times, que el filipino tiene la intención de boxear en cuatro ocasiones en 2017, pues poseen ofertas para que se presente en julio en Rusia, otra más en septiembre en territorio europeo y la joya de la corona sería en noviembre o diciembre en Estados Unidos ante “El Cazador” Crawford, que marcaría el retiro de su pupilo del boxeo.

Un compromiso entre Crawford (30-0-0, 21 KOs), monarca del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB) en la división súperligera, y de Pacquiao, titular welter de la propia OMB, necesita que haya un acuerdo mutuo del peso en que se enfrentarían, aunque el senador filipino precisó hace pocos días que para aceptar la reyerta debe existir sobre la mesa un cheque de 20 millones de dólares.

Después de un anunciado retiro que fue solo seis meses, Pacquiao, de 38 años, venció unánime al estadounidense Jessie “El Implacable” Vargas, el 5 de noviembre, en el Thomas and Mack Center, de Las Vegas, donde el asiático se adueñó de la faja de las 147 libras.

Por su parte, Crawford, de 29 años, anestesió en el octavo episodio a su coterráneo John Molina Jr., en el CenturyLink Center, de Omaha, Nebraska, que significó para el norteño la segunda defensa de la corona del CMB y la cuarta de la OMB en la división de 140 libras.

Más información en este video por Canal de Boxeo: Manny Pacquiao tiene en la mira a Jeff Horn y no a Crawford

Manny Pacquiao vs Jeff Horn: otra burla