nacho-beristain-

Por Mayor J, King

Aunque las palabras del entrenador mexicano Ignacio “Nacho” Beristaín siempre se van cargadas de humildad y modestia, cualquier vaticinio sobre un combate levanta una ola de comentarios, dados los triunfos asociados a su carrera en el boxeo. Más aún cuando el exitoso “Profe” Beristaín anuncio a los cuatro vientos que su pupilo Juan Manuel Márquez (53-5-1, 39 KOs) está en condiciones de vencer al fenómeno filipino Manny Pacquiao, lo que ha desatado múltiples polémicas, de cara al combate que sostendrán por la corona welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) el 12 de noviembre en un lujoso casino de Las Vegas.

“Pacquiao ahora es más predecible, lo que facilita nuestra estrategia”, señaló Beristaín. “Antes era un gato salvaje que tiraba golpes de cualquier lado y era más difícil interpretar su boxeo, su actitud y todo su accionar”. Nacido el 23 de diciembre de 1942, en Veracruz, México, Beristaín fue exaltado al Salón de la Fama del boxeo mundial en 2006 y tres años más tarde al Salón de la Fama del boxeo internacional junto a su compatriota Julio César Chávez, el campeón mundial Mike Tyson y el actor Sylvester Stallone.

En la brillante asesoría técnica del legendario Beristáin aparecen luminarias como Ricardo “Finito” López, Humberto “Chiquita” González y Daniel Zaragoza, todos exaltados al salón de los inmortales, sin excluir a otros como el propio De La Hoya, monarca en seis divisiones, o Rafael Márquez, hermano de Juan Manuel, titular en dos categorías.

“No estamos ajenos a que Pacquiao ha mejorado su boxeo, que sus triunfos han sido con grandes estelares, pero de más peso, más grandes y más lentos”, reconoció Beristaín, quien condujo a escuadras mexicanas a cuatro Juegos Olímpicos y ha entrenado a 19 monarcas mundiales. También reconoce que en la esquina de Pacquiao está Freddie Roach, otro halcón de los pequeños detalles, un especialista que no deja nada a la improvisación y le exige a su pupilo el máximo para que una y otra vez descienda del cuadrilátero con el mismo resultado: la victoria. “Su entrenador lo ha mejorado muchísimo y eso nos facilita la situación”, añadió Beristaín, lo que podría parecer una contradicción. “El (Pacquiao) tira los golpes más bonitos, con más sincronización, pero sabe que Juan Manuel ya superó esa etapa desde hace mucho tiempo y que fue el ganador en los dos pleitos anteriores”. Y añadió con total convicción: “Juan tiene la fórmula para controlar la velocidad de Pacquiao. Ha peleado con él 24 rounds y el filipino no le ha hecho nada. No creo que haya que planificar algo diferente para este enfrentamiento en el que solo estamos ajustando algunos elementos tácticos”.

Comenta sobre este articulo