carl_frochCarl Froch y Andre Ward tienen ambiciones diferentes para el combate que sostendrán el 17 de diciembre en Atlantic City, New Jersey y que unificará dos coronas de las 168 libras. El británico Froch (28-1-0, 20 KOs) a sus 34 años aspira demostrar que la edad no es obstáculo y mantendrá el título del Consejo Mundial (WBC) que le arrebató al alemán Arthur Abraham por decisión unánime, en Helsinki en 2010 y después retuvo en junio pasado en un deslucido combate ante el jamaicano Glen Johnson por dos votos favorables y un empate.

“Mi entrenador y yo tenemos la fórmula (para derrotar a Ward) y todos podrán verlo cuando suba al ring”, dijo Froch, quien se molestó porque la pelea tuvo que suspenderse el 29 de octubre por una herida en la ceja derecha de Ward. “Fue poco profesional la excusa que dieron, pero a pesar de la demora sé que voy a derrotarlo”.

Ward (24-0-0,13 KOs) no conforme con el título de la Asociación Mundial (WBA), que coincidentemente quitó a Abraham por decisión unánime en mayo último, ahora ambiciona las dos fajas de los supermedianos y demostrar el indetenible empuje de la juventud. Rápido, con gran movilidad y habilidades, Ward es un púgil de gran talento, que conquistó la corona olímpica en Atenas 2004. “Todos sienten que tienen la fórmula (para el triunfo)”, expresó Ward. “Pero yo siempre digo, cuando se encienden las luces del ring y comienza el combate, entonces es cuando hay que ver quién realmente puede hacerlo”.

El boxeador estadounidense reinició el entrenamiento en Oakland tras un mes fuera del gimnasio, ya que en septiembre durante un sparring sufrió una herida encima de su ojo derecho que requirió ocho puntos de sutura. “Si el combate fuera la próxima semana, Andre estaría listo”, dijo Virgil Hunter, entrenador de Ward. “Vamos a detener a Froch y pueden apostar a ello”. Las tres peleas más recientes de Ward las ganó por decisión unánime ante el germano Abraham, el australiano Sako Bika y el estadounidense Allan Green, esta en septiembre de 2010.

Comenta sobre este articulo