mario_kindelanPor Tony Garriga

El doble campeón olímpico cubano Mario Kindelán peleó tres veces como aficionado contra el británico Amir “King” Khan, el titular welters Jr, que enfrentará próximamente a Lemont Peterson en Washington.

Kindelán y Khan se consideran amigos. Y el cubano no ha dejado escapar la oportunidad para sugerirle algunos “secretos” del ring dada su experiencia.

El cubano, retirado del boxeo tras los Juegos Olímpicos de Atenas'04, fue explícito en su diálogo con Zona de Boxeo; su más convicente opinión surgió al preguntarle qué le auguraba a Khan en su futuro en el boxeo profesional.

“Tiene un récord impresionante en su carrera”, dijo el ex boxeador cubano. Khan ha celebrado 27 peleas, con 26 triunfos y una derrota por la vía rápida (KO) contra el colombiano Breidis Prescott. 18 de ellas por KO.

“Apuesto a que tendrá una trayectoria futura muy exitosa. Tiene todo en sus puños para imponerse. Talento le sobra, la técnica es precisa en cada golpeo y una de sus principales cualidades es su estatura para combinar en las tres distancias”, afirmó.

El tricampeón mundial cubano de Houston'99, Belfast'01 y Bangkok'03, en los 60 kilos es uno de los más prestigiosos boxeadores que ha pasado por el mundo del amateurismo, junto a los tres veces monarcas olímpicos Félix Savón y Teófilo Stevenson en 91 y más de 91 kilos.

Kindelán formó parte de aquella temible escuadra cubana que integró en unión de otros astros como Guillermo Rigondeaux, Yuriorkis Gamboa y Odlanier Solís. Ahora estos últimos tejiendo una carrera en los cuadriláteros profesionales. Todos fueron monarcas olímpicos en Atenas'04.

“GRAN CLASE”

“Mucha suerte le deseo a Khan y que siga adelante”, “Es un boxeador de gran clase”, dijo el cubano desde su natal provincia de Holguín, a unos 750 kilómetros al noreste de La Habana al comentar su próxima pelea contra Peterson el 10 de diciembre en Washington en defensa de sus títulos de la AMB e IBF.

Kindelán, que se mantuvo en equipo cubano por 17 años, fue un fajador con depurada técnica, golpeo preciso y desplazamiento felino.

Venció a Khan en el torneo preolímpico en Grecia dos meses antes de la Olimpiada de Atenas. Luego en la final por el oro olímpico en la capital griega por puntos (30-22), y cedió ante el británico en un combate “revancha” en Bolton por (19-13) en mayo del 2005 cuando, según dijo, hacía ocho meses había decidido “colgar los guantes”.

“No me justifico. Perdí aunque en verdad ya no estaba en las mejores condiciones. Después de Atenas'04 deje de entrenar y ya tenía en mente dejar el boxeo activo”, señaló. El cubano apuntó que los entrenamientos se le hacían “pesados” y había “perdido el ritmo”.

Kindelán es entrenador actualmente en una acedemia de boxeo en su provincia, cumplió 40 años el 10 de agosto y estuvo como preparador durante un año y medio en Ecuador. Dijo que con frecuencia se comunica con Khan, que estuvo en La Habana en el 2005, y le ha sugerido algunas “cositas” -que prefirió no revelar- del ring, precisamente poco después de la derrota contra el colombiano Prescott.

“Seguirá consagrándose como un gran campeón”, afirmó en alusión al subtitular olímpico británico en los Olímpicos de Atenas.

Comenta sobre este articulo