Mohammed Alí reza por Joe Frazier: “Es difícil de aceptar” 

   Mohammed Alí reza por Joe FrazierLeyendas del boxeo, Mohammed Alí y Joe Frazier protagonizaron tres encarnizados combates sobre el ring entre 1971 y 1975. Fueron enemigos irreconciliables, pero el destino dio un vuelco espectacular a la vida de ambos y hoy Frazier combate contra un cáncer de hígado que intenta poner fin a su existencia, mientras Alí también lucha frente al Mal de Parkinson.

    Casi de inmediato de conocer la dolorosa situación de su ex adversario, Alí expresó que reza por la salud de “Smokin Joe”, quien fue el primer hombre que lo hizo caer a la lona y lo venció por puntos en 15 cruentos rounds en la denominada “Pelea del Siglo”, en el Madison Square Garden de Nueva York, en 1971.

     “Las últimas noticias sobre Joe son difíciles de creer y aún más difícil de aceptar”, dijo Alí, considerado el mejor peso completo de la historia. “Joe es un combatiente y un campeón, y rezo porque todavía siga peleando”. En 1974 Alí se tomó la revancha en 15 asaltos también en el mítico Garden y al siguiente año en Filipinas retuvo el cinturón por abandono de Frazier después que el entrenador Eddie Futch tirara la toalla en el round 14. Leslie Wolff, asesor personal de Frazier desde hace siete años, dijo con tristeza que “los médicos están analizando todas las alternativas posibles, pero hay muy pocas esperanzas. Vamos a cruzar los dedos y esperar un milagro, aunque Joe es un boxeador que no se rinde”.

     La aversión personal entre ambos comenzó en 1968 cuando Alí, entonces campeón, se negó a enrolarse en el ejército estadounidense ante la posibilidad de ser enviado a combatir a Vietnam. La Comision de Boxeo de Nueva York lo despojó de la faja, le anuló la licencia y le concedió el título a Frazier después que este le propinó  nocaut en 11 asaltos a Buster Mathis. Molesto con Frazier, Alí lo insultó llamándolo mono, feo, poco inteligente y hasta lo denominó “Tío Tom”, por una presunta subordinación a los blancos y falta de identidad.

     Frazier, quien había perdido la corona frente a George Foreman por nocaut en el segundo asalto en Kingston, Jamaica en 1973, se retiró tres años después tras caer nuevamente ante Foreman.

Comenta sobre este articulo