joe frazier

    Joe Frazier se va con el merecido adiós que merece por su grandeza dentro del ring. Con su muerte, el mundo del boxeo despide a uno de los grandes, de los verdaderamente grandes, aunque la dolorosa realidad es que resultó un simple mortal.

    Las reacciones se han multiplicado a una velocidad vertiginosa. Una gigantesca ola expansiva en todos los idiomas. “Smokin” Joe figura hoy como el “dueño” de canales televisivos, emisoras de radio y redes sociales, como prueba de su epopeya dentro del cuadrilátero y su lucha fuera de él. Justo reconocimiento.

   Mohammed Alí, el hombre que besó la lona por primera vez ante Frazier y sostuvo tres épicos combates frente a él, fue uno de los primeros en reconocer la trayectoria de su enconado rival. “El mundo ha perdido a un gran campeón”, dijo Alí, quien sufre del Mal de Parkinson y obtuvo dos triunfos y un revés ante Frazier. “Siempre recuerdo a Joe con respeto y admiración”.

    Inmerso en los detalles para el combate frente al mexicano Juan Márquez el sábado en Las Vegas, el filipino Manny Pacquio hizo un alto en su preparación para mostrar sus condolencias públicas. “Joe Frazier fue un gran campeón en el boxeo y un embajador del deporte, mis oraciones para toda su familia”, dijo Pacquiao.

    Organizador del combate entre Frazier y Alí en Filipinas en 1975, el polémico promotor Don King  reconoció el aporte de Frazier al pugilismo. “Fue un gran gladiador, un hombre de honor y elevada dignidad que mostró un gran orgullo por su pueblo, el pueblo estadounidense”, expresó King. “La epopeya de su vida unió a negros y blancos”. Y añadió: “Vivió y luchó con coraje en una época en que los afro-norteamericanos estababan comprometidos en una lucha por su emancipación y respeto”.

    Otros pesos completos como George Foreman, Lennox Louis y Joe Bugner expresaron igualmente pesar para la muerte de Frazier, debido a un cáncer en el hígado que lo venció en pocas semanas. “Alí y Frazier combatieron dejaron una estela imborrable en el pugilismo”, dijo Foreman, que arrebató la corona a Frazier en 1973 y nuevamente lo venció tres años después. “Fue un momento espectacular en el deporte que nunca se repetirá. Esas peleas resultaron grandiosas”.

    También ex campeón mundial de los pesados, Lewis señaló estar “extremadamente entristecido” por la noticia del fallecimiento de “Smokin” Joe Frazier. “Hizo historia en la era de los grandes pesos pesados y su contribución al deporte es inconmensurable”.

Comenta sobre este articulo