solis pekOdlanier “La Sombra” Solís (17-1-12 KOs) se enfrenta a un problema legal en Miami, que le impidió viajar a Turquía, donde pelearía frente al ucraniano Alex Mazikin (17-6-2, 4 KOs) en un combate considerado de puro trámite.

Solís, monarca olímpico en Atenas 2004, debe comparecer el 8 de diciembre a una audiencia ante una corte de Miami para resolver un asunto de índole “doméstico”, que le obstaculiza regresar al ring tras varios meses de inactividad.

Ahmet Oner, presidente de la promotora Arena Box, que guía la carrera de Solís, señaló desde Turquía que “estoy muy decepcionado” por la situación. “Me molesta que mi boxeador no pueda cumplir sus obligaciones y pelear contra el oponente que se había pactado”

El púgil cubano perdió por nocaut técnico en el primer asalto ante el ucraniano Vitali Klitschko (43-2, 40 KOs), aunque alegó que había sufrido una lesión en la rodilla que le impidió continuar peleando con el gigante ucraniano.

“Parece que al caer me hice daño. Así es la vida, todo pasa”, se lamentó Solís, quien aspiraba a convertirse en el primer campeón mundial pesado de su país. Observadores del combate señalaron que Solís había recibido un derechazo de Klitsckho en la cabeza y posteriormente un jab que lo envió a la lona para la cuenta definitiva.

En semanas posteriores, “La Sombra” fue intervenido quirúrgicamente en tres ocasiones para repararle los ligamentos dañados y a continuación tuvo una larga rehabilitación que concluyó a fines de septiembre. Consecuencia de ese prolongado proceso, Solís suspendió su pleito frente al alemán de origen turco Varol Vekiloglu el 14 de octubre en territorio germano.

“Estaba listo para regresar”, añadió Oner sin precisar detalles del asunto legal del boxeador cubano. “Sigo creyendo que Solís es el único pesado en el mundo que hoy por hoy puede derrotar a los dos hermanos Klitsckho”.

Comenta sobre este articulo