hanna pekMientras muchos estarán en casa dándose los gusticos de navidad y fin de año, la Campeona Mundial súper-welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la costarricense Hanna Gabriel, le entrará duro al gimnasio este fin de año para arrancar el 2012 con la defensa de su corona.

La fecha ya fue anunciada y la rival también: el 7 de enero, Dakota Stone, de 42 años, intentará romper el invicto de la “tica” y de paso llevarse la corona para Estados Unido en una misión difícil pero no imposible.

Durante la presentación del combate, Gabriel declaró que “le pican las manos” por subirse al ring, algo que no hace en peleas oficiales desde marzo anterior, cuando derrotó por nocaut técnico a la norteamericana Melisenda Pérez ante más de 14 mil personas que llegaron al Estadio Nacional, en San José, Costa Rica.

Gabriel, quien tiene marca de 12 victorias sin reveses y 8 de estas victorias por nocaut, no subestima la edad (42 años) ni el record de su contrincante (10-8-5) con apenas dos éxitos por la vía del cloroformo. “Si en el boxeo los años fueran decisivos, entonces se competiría por edades y no por peso”, acotó la campeona.

Stone, quien intervino en la conferencia vía telefónica aseguró de manera muy cordial que, aunque respeta a la campeona costarricense, viene a llevarse ese fajín. A la estadounidense la apuntala su triunfo antes del límite frente a una de las leyendas del boxeo mundial, Cristhy Martin.

En la velada también peleará el Campeón Mundial Interino de las 130 libras de la AMB, Bryan “Tiquito” Vásquez (28-0), quien se medirá al mexicano Eugenio López (24-19-1), un rival experimentado que a simple vista no representa mayor peligro para el fino gladiador costarricense.

Vásquez viene de ganar su título interino, el 3 de noviembre anterior, cuando derrotó por decisión unánime al fajador nicaragüense Santos “El Toro” Benavides y tendrá su prueba de fuego el próximo año cuando de mida con el ganador del combate entre el mexicano Jorge Solís y el japonés Takashi Ushiyama, otros que tendrán un fin de año ajetreado pues se verán las caras el 31 de diciembre.

Para Costa Rica será una velada histórica pues por primera vez subirán al entarimado dos pugilistas nacionales con pergaminos del planeta, además del atractivo adicional que representa el hecho de que Hanna y Bryan compartan mucho más que su pasión por el boxeo.

Las entradas están a la venta, por medio de la página www.publiticket.com. La más barata (gradería) cuesta ¢14.000 y la más cara ¢75.000.

Comenta sobre este articulo