viloria artic pikLa pegada del campeón filipino Brian Viloria (30-3-17 KOs) resultó irresistible para Giovani el “Guerrero Azteca” Segura (28-2,1, 24 KOs), quien cayó fulminado en el octavo asalto en la discusión del título mosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en Filipinas.

Conocido como el “Hawaian Punch”, debido a la fuerza de sus puños, Viloria llevó la mejor parte en los constantes intercambios de los primeros siete asaltos y ya en el fatídico octavo round liquidó a Viloria con un fuerte gancho de izquierda a la mandíbula del azteca, que obligó al árbitro Samuel Viruet a parar el pleito pues el mexicano estaba en malas condiciones y tenía el ojo derecho inflamado y sin visión.

Segura se presentó al combate con Viloria exhibiendo nueve triunfos consecutivos, además de cinco defensas exitosas como monarca de la categoría inferior. “Brian te voy a noquear”, había expresado el azteca, campeón minimosca ante el colombiano César Canchila por nocaut en cuatro asaltos el 14 de marzo de 2009 en Las Vegas.

Ese había sido un triunfo bien saboreado por Segura, ya que el único revés anterior en su carrera se lo había propinado por decisión unánime el propio Canchila, también por el título interino de la AMB el 26 de julio de 2008.

“Viloria no es un peleador fácil y no dejaré que la pelea llegue a la decisión”, añadió Segura. “Yo no sé como boxear, pero sí como tirar buenos golpes y eso es suficiente”.

Lamentablemente para el batallador púgil azteca, Viloria frenó sus aspiraciones de ganar la corona de las 112 libras y ratificó que tiene dinamita en sus puños y para nada es un “peleador fácil”.

El púgil estadounidense, radicado en Hawai y de padres filipinos, acumula ahora cuatro victorias consecutivas, la anterior por decisión unánime ante otro mexicano, Julio César Miranda (36-6-1, 29 KOs), en Hawai, el 16 de julio último.

Miranda había conquistado el título OMB frente al filipino Arden Diale por nocaut técnico, el 26 de julio, en Querétaro, México.

El combate se disputó en el Yñares Sporst Arena de Pasig City, en Manila y tuvo de árbitro a Samuel Viruet y de jueces a Danrex Tapdasan, Harry Davis y William Lerch.

Comenta sobre este articulo