maromerito pikAunque ambos son hijos de leyendas, el triunfo solo podía corresponder a uno de los dos. Y fue Jorge “Maromerito” Páez el que recibió el veredicto mayoritario en la división welter frente al también mexicano Omar “Hombre de negocios” Chávez el sábado 17 de diciembre en Chiapas.

Con inferior estatura, pero mayor complexión física, Páez (30-4-1, 18 KOs), demostró mejor boxeo que su espigado rival Chávez (271-1-1, 20 KOs), quien perdió el invicto al no poder descifrar la táctica desarrollada por el adversario a lo largo de los diez asaltos reglamentarios.

Desde mediados del pleito, Páez se sintió dueño absoluto del ring al extremo de realizar excentricidades y alardes pocos efectivos para el resultado como bajar la guardia y exhibirle el rostro a Chávez. Este tipo de acciones, que enardecen al público cuando se trata de un boxeador local, intentan sacar del plan táctico al contrario, pero son riesgosas y poco efectivas en la mayoría de los casos.

Por su mayor estatura, pegada y la preparación que hizo con el prestigioso Freddie Roach, le concedió el favoritismo a Chávez, de 24 años, para el enfrentamiento. “Esta es la pelea que la gente ha pedido y le voy a ganar por nocaut”, había expresado Chávez con convicción. “Estamos listos para ofrecer una gran pelea y ambos hicimos una excelente preparación”.

Algunos especialistas, sin embargo, le otorgaron su respaldo a Chávez por el mayor roce internacional y su actividad más sistemática sobre el cuadrilátero en los últimos meses.

Ni su estatura ni su pegada me van a hacer nada”, dijo Páez horas antes del combate. “Es joven y fuerte, pero tiene muchos defectos. Omar no va a aguantar el ritmo, no me llega a los diez rounds”. Por lo acontecido sobre el cuadrilátero parecía que el fallo sería unánime, pero uno de los jueces dio empate a 95, en tanto los otros reflejaron idéntico 99-93.

Comenta sobre este articulo

the Roast Dijo:

The only Spanish the Roast knows is “chupa me verga”