hearnsDespués de meses de incertidumbre y desasosiego por falta de rivales, el cubano Erislandy Lara peleará frente a Ronny Hearns el 11 de febrero en las Vegas, como parte de la cartelera en la que también se verán las caras el mexicano Víctor “Vicio” Ortíz y el estadounidense Andre Berto.

Lara (15-1-1, 10 KOs) efectuó tres combates en 2011, el último en julio ante el estadounidense Paul William en Nueva Jersey, donde sufrió un revés que derivó en la suspensión de los tres jueces: Donald Givens, que dio votación 116-114, Hilton Whitaker III (115-114) y Al Benneth (114-114).

“Fue un despojo total y nosotros protestamos ante la Comisión de Boxeo de New Jersey”, dijo Ramiro González, quien pertenece a la empresa Golden Boy Promotions, que conduce la carrera de Lara. “Lara ganó limpiamente y es bochornoso que todavía existan jueces que no cumplan bien con su labor”.

Cuatro meses antes, Lara salió sin decisión frente al mexicano Carlos “El Rey” Molina, tras un exitoso inicio profesional que incluyó 15 triunfos, diez de ellos por la vía del sueño.

“Oscar de La Hoya tiene la mejor impresión de Erislandy y lo va a poner pronto en una pelea de campeonato mundial”, aseguró González. “El criterio generalizado es que ya está listo para luchar por el título.

Después “El oro guantanamero” ha quedado en un limbo para encontrar rivales y ya comienza a desesperar, pues considera que existe “apatía y falta de interés” de la promotora Golden Boy, encargada de guiar sus pasos.

Lara, de 28 años, y su equipo de trabajo habían insistido hace pocos días que la promotora le estaba dando la espalda y que existía “apatía” para buscarle rivales.

“Estoy quedándome detrás”, dijo Lara, monarca mundial amateur en Mianyang, China, en 2005, quien le había solicitado a sus managers que buscaran otras opciones, porque se estaban enfocando demasiado en “Canelo” Álvarez (38-0-1, 28 KOs) y en Víctor Ortíz (29-3-2, 22 KOs)”.

Con 33 años, “El Elegido” Hearns (26-2-0, 20 KOs) perdió el título mediano frente al germano Félix Sturn el 19 de febrero en Alemania, después de una racha de 13 combates sin conocer la derrota.

Su padre, Thomas “El Pegador” Hearns fue campeón en cinco divisiones diferentes: welter de la AMB, superwelter, semipesado y mediano del Consejo Mundial, y supermediano de la OMB. La revista “The Ring” lo eligió “Boxeador del Año” en 1980 y 1984.

Comenta sobre este articulo