Tratar de compartir con ustedes cuáles fueron algunas de las mejores peleas del año, no es tarea fácil, más si se tiene en cuenta que casi durante todo el año se celebraron combates en distintas partes del mundo y, en particular, en Estados Unidos y México, los dos países donde mayor cantidad de carteleras boxísticas se realizan. Las grandes peleas, esas en las que los contendiente se fajan de tú a tú desde el mismo principio y cuando suena la campana todavía están fajados, no suelen ser muchas, pero les aseguro que son más de las que usted puede imaginar. Zona de Boxeo vio y revisó un grupo de las más aclamadas, y concluyó cuales son algunas de las mejores peleas del año 2011.

No es común que en un mismo año dos boxeadores sostengan peleas de tan buen nivel competitivo que haya que pensar en ellos a la hora de seleccionarlas entre las mejores del año. Ese es el caso del combate entre el dominicano peso mediano junior Delvin Rodríguez (25-6-3, 14 nocauts) y el polacoamericano Pawel Wolak (29-2-1, 19 KO), quienes en su primer enfrentamiento el pasado mes de julio concluyeron con un empate tras un combate encarnizado de principio a fin, que muchos vieron como ganador al hispano. Los dos se emplearon a fondo del primero al último round, con constantes intercambios. Fue un clásico “choque de trenes” entre un fajador que no dio tregua en ningún momento, y un técnico que se movió con pleno dominio de boxeo en todas las distancias para encajar cuando quiso los mejores golpes. Casi a papel carbón fue la más reciente, el 3 de diciembre y nuevamente resultó un peleón en el que ambos se dieron con todo y, al final, se inclinó el triunfo por Delvin Rodríguez con una decisión convincente.

De las grandes también fue la que sostuvieron el mexicano Erik “El Terrible” Morales (52-7, 36 nocauts) y el argentino Marcos Antonio “El Chino” Maidana (31-2, 28 KO), el pasado 9 de abril en la Arena Garden del hotel casino MGM Grand en Las Vegas, Nevada. Los superligeros brindaron una pelea donde ambos se entregaron al máximo, y en la que salió airoso el suramericano por decisión. Hubo un excelente dominio de la técnica y los dos clavaron con exactitud sus golpes al cuerpo y al rostro, en un sinnúmero de refriegas que daban la impresión que el choque concluiría antes del último round. En esta pelea el tijuanense perdió el título mundial de los ligeros. Los dos se dieron contundentes golpes, en los que el mexicano llevó la peor parte porque terminó con el ojo derecho inflamado y una herida en el arco superciliar izquierdo. Una excelente pelea que también enseñó que el veterano Morales estaba en condiciones de volver a escalar los primeros planos del boxeo.

Otra de las buenas peleas del año resultó la que sostuvieron los pesos moscas Hernán “Tyson” Márquez (31-2-0, 24 nocauts) y Luis “Nica” Concepción (23-2-0, 18 KO), en la que el mexicano se adueñó del título de la Asociación Mundial de Boxeo. En ningún momento de la pelea los gladiadores cedieron un ápice, se afincaron en sus zapatillas para constantemente intercambiar golpes, y caminaron todo el ring dándose con todo en una pelea cruenta, brutal, de poderosos golpes, calificada de memorable y dramática que concluyó en el undécimo asalto por referee suspende el combate. Los dos púgiles visitaron la lona en el mismo primer asalto. En el tercero “Tyson” sentó a su rival con contundente derecha y en el décimo el mexicano repitió la dosis. No obstante los dos estuvieron dándose a lo largo de cada asalto, aunque el fuerte pegador azteca llevó la mejor parte. Un round más tarde -en el décimo- todo acabó para el panameño. La pelea se celebró el pasado 2 de abril en la Arena Roberto Durán.

No se queda atrás el combate sostenido entre el zurdo mexicoamericano Víctor Ortiz (28-3-, 22 KO) y el estadounidense de origen haitiano, Andre Berto (27-1, 21 KO), donde el primero sorprendió al superar de manera convincente al hasta ese momento invicto y campeón de los pesos welter del Consejo Mundial de Boxeo. Nunca antes había sido tan agresivo el mexicano, quien no dejó respirar a su fuerte rival con directos de izquierda al rostro y ganchos al cuerpo, desde que comenzó la gran batalla candidata de fuerza a Mejor Pelea del Año. El campeón se dedicó más que todo a defenderse al principio, pero luego mejoró su ritmo y se metió en la pelea usando todos los recursos posibles. Ortiz lo derribó en el primer episodio y Berto se desquitó haciendo lo mismo en el segundo. Parecía que todo se acaba en el sexto asalto, cuando Berto volvió a tumbar al retador, quien se paró y se recuperó para casi al final del round tumbar al haitiano con fuerte izquierda. Resultó uno de esos buenos combates de mucha acción y de contundentes golpes. El pleito se realizó el 16 de abril en Connecticut.

Seguro que ocurrieron otras muchas peleas que bien pudieran calificarse entre las mejores de un gran año en el boxeo, pero éstas representan una pequeña muestra de lo bueno ocurrido sobre el ring.

Comenta sobre este articulo