leon garciaUn importante debut en los Estados Unidos tuvo el semicompleto cubano Luis “El León” García (12-0, 9 KOs), quien derrotó por decisión unánime al zurdo estadounidense Alexander “El Grande” Johnson (12-1,5 KO), en uno de los combates de la cartelera en que el mediano norteamericano Jermain Taylor se impuso por KO a su compatriota Jess Nicklow, en el Morongo Casino Resort de Cabazón, California.

Si bien el caribeño afincado en Irlanda junto a sus coterráneos, el peso completo Mike Pérez y el súpergallo Alexei Acosta, no dispuso de manera fulminante de su escurridizo rival, cierto es que ganó sin afrontar problema alguno en pelea donde mostró poseer cualidades para ascender a un próximo escalón.

El cubano ganó los ocho round en forma inobjetable, sin darle tregua a su rival, a quien buscó sin cesar por todo el ring y le propinó los mejores golpes. Enseñó que se mueve bien, que saca bien sus manos y sabe combatir en todas las distancias, pero no mostró poder en su pegada pese a conectar bien en varias oportunidades sobre su rival. Claro que no siempre va a resultar factible hacer daño, sobre todo cuando se trata de un oponente difícil que no fue mucho al intercambio de frente, como fue el caso.

En sus aspiraciones de seguir avanzando en su carrera pugilística tendrá que mejorar mucho más técnicamente, lo que podrá lograr seguramente con un trabajo de mayor rigor por parte de sus entrenadores y un fogueo contra rivales de mayor calidad. Tiene estampa de boxeador, valor y se desenvuelve bien sobre el ring, así que con esas herramientas debe en pocos años estar listo para empeños mayores.

En ese mismo programa el supermediano estadounidense, Andre Dirrell (20-1, 14 KO) venció con facilidad por nocaut en el segundo asalto a su compatriota Darryl Cunningham (24-3,10 KO) quien no pudo detener el empuje de su rival que desde el mismo primer round dominó la pelea.Dos veces derribó a su oponente en el segundo asalto, para después de un año nueve meses retornar al cuadrilátero con ese categórico triunfo. Este fue el primer combate de Dirrell desde que superó en marzo del pasado año a Arthur Abraham.

En la pelea estelar de ese cartel, el mediano Jermain Taylor (29-4-1,18 KO) liquidó por fuera de combate en el octavo asalto a Jessie Nicklow (22-3-3, 8 KO técnico). El vencedor en dos ocasiones de Bernard Hopkins, a quien le arrebató todos los cinturones de los pesos medianos, fue amonestado en el sexto episodio cuando conectó un golpe al rostro de su rival después de haber sonado la campana. Hay que apuntar que el retorno del excampeón mundial después de más de dos años de inactividad, fue indiscutiblemente excelente no sólo por el resultado, sino por la manera en que lo hizo.

Taylor trabajó muy bien con sus dos manos, utilizando de manera eficiente su jab y su gancho de derecha, aunque en ocasiones combinó muy bien con sus dos manos y sacó su directo de derecha al rostro de su rival en ocasiones, para ponerlo en malas condiciones. Se le vio muy bien, con dominio de la distancia y en los movimientos de piernas que daban fe de estar en muy buena forma.

Comenta sobre este articulo