liovsky pikFoto: (Cortesía del entrevistado).

El cubano Liosvy “El Chino” Mayedo (3-0, 3 KOs) carece del abolengo que ostentan varios de sus renombrados compatriotas, pero conocedor de que sus puños traen dinamita, espera en un tiempo no lejano conquistar algún título en el exigente mundillo del pugilismo rentado.

“Mi objetivo a mediano plazo es pelear por alguna faja latina o mundial en la división welter. Sé que tengo condiciones para llegar a planos estelares en este deporte. El próximo año espero tener la posibilidad de luchar por la faja latina o mundial”, dijo el joven prospecto de 27 años, quien debutó como profesional el pasado año.

Sus aspiraciones son en extremo ambiciosas teniendo en cuenta que en esa categoría de peso convergen varios gladiadores de elevada calidad, muchos de ellos considerados los mejores libra por libra, tales como el filipino Manny Pacquio, el estadounidense Floyd Mayweather, el boricua Miguel Cotto y el mexicano Antonio Margarito.

Pese a su incipiente comienzo, en el cual los rivales poco le han exigido y no representan un medidor fiable, su experiencia sobre el ring y la dinamita de sus puños echa a rodar murmuraciones y puede brindarle, en un futuro no muy lejano, la ansiada oportunidad.

Y es que el arte de pegar y no recibir no le es ajeno al Chino, pues llegó a ser subcampeón nacional en Cuba en la división de 57 kilogramos, lo que constituye una poderosa carta de presentación.

Además, bajo el amparo del amateurismo, efectuó 137 combates, con balance de 105 victorias y 32 derrotas.

Según reveló a zonadeboxeo.com, el pugilista, oriundo de la nororiental provincia de Las Tunas en Cuba, tiene planificado contender al menos cinco veces en el presente 2011 y de ahí saltar a la caza de encuentros más suculentos en valor cualitativo y monetario.

Su primera salida al cuadrilátero esta planificada, presumiblemente, en fecha tan cercana como febrero. Hasta ahora desconoce al oponente y el día exacto del desafío, pero no descuida su preparación, tutelada por el entrenador Franco González, el mismo que guía al colombiano Breidis Prescott.

Las concertaciones y los detalles de su venidero combate los dejó en manos de Luis de Cubas, el mismo que también ha coordinado peleas de otros compatriotas como Yuriokis Gamboa, Guillermo Rigondeaux y Erislandy Lara, quienes, al igual que Liosvy, buscan gloria y fortuna en uno de los deportes más longevos en la historia de la humanidad.

Comenta sobre este articulo