ponce pikDaniel Ponce de León (42-4, 35 KO’s) se repuso de una caida en el segundo asalto y sacó a relucir su estirpe de guerrero azteca para vencer por nocaut en el sexto asalto a su compatriota Omar Estrella (15-4-2, 10 KOs) en pelea estelar de peso pluma correspondiente a un cartel organizado por Golden Boy Promotions el 21 de enero en la localidad mexicana de Ensenada.

Toda la garra de “El León” salió a relucir ante un oponente que de ninguna manera resultó una presa fácil y que, incluso, sorprendió con un impacto que envió a la lona en el round dos al actual campeón latino de los plumas, versión del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), quien superó el mal momento transitorio e impuso definitivamente su superioridad en el cuadrilátero.

Ponce de León comenzó su tarea de demolición en el tercer asalto y por momentos sus reiteradas combinaciones de golpes hicieron tanto daño que muchos pensaron que el pleito no llegaba al quinto.

Tanto en el cuarto, como en el quinto rounds, “El León” de 31 años tuvo al borde del nocaut a su oponente que, también muy guapo, soportó con valentía el castigo de su más afamado rival, hasta que en el sexto, indefenso y contra las cuerdas, recibió una andanada que lo lanzó definitivamente sobre el encerado.

Es un feliz comienzo de 2012 para Daniel Ponce de León, quien en en 2011 sufrió par de derrotas consecutivas, ante los invictos Andrien Broner (Estados Unidos) y Yuriorkis Gamboa (Cuba), en el primer caso, tras una incursión en la categoría Super Pluma.

Para el presente año, la promotora Golden Boy, que representa a Ponce de León, pretende enfocar la actividad en el peso pluma, y el gran objetivo es acumular victorias que garanticen puntos dentro del ranking del CMB, para incluir al pugilista entre los aspirantes a la faja mundial.

En la cartelera de Ensenada también brilló otro prospecto mexicano patrocinado por Golden Boy. Nos referimos al peso gallo Leo Santa Cruz (19-0-1, 11 KO’s) quien venció por abandono en el cuarto asalto a su coterráneo Alejandro Hernández (24-9-2, 13 KO’s).

Santa Cruz evidenció una vez todo su potencial ante Hernández, un hombre con más fogueo entre las 12 cuerdas y que, incluso, se enfrentó alguna vez al argentino Omar Narváez, rival del afamado filipino Nonito Donaire en el 2011.

Las certeras combinaciones del prometedor Santa Cruz, de 23 años de edad, dejaron su huella sangrienta en la anatomía de Hernández, y en aras de preservar la integridad física del boxeador, su esquina decidió “tirar la toalla” en la cuarta ronda.

Santa Cruz, quien puede competir tambien en los pesos plumas, demostró con esta victoria que está listo para empeños mayores, lo cual se ajusta a los planes de Golden Boy Promotions de incluir al talentoso boxeador mexicano entre los aspirantes a alguna faja mundial a finales del actual 2012.

Comenta sobre este articulo