karlo pikUna nueva víctima cobró el boxeo profesional. Y si lamentable es el deceso, más aún por tratarse de un joven de apenas 21 años, que soñaba con los grandes escenarios, ganar mucho dinero, y una vida mejor gracias a sus virtudes en el ring.

Karlo Maquinto, un peso mosca filipino, falleció después de varios días en coma, tras efectuar una pelea con su compatriota Mark Joseph Costa, en la ciudad de Caloocan, en Filipinas.

Maquinto, de 21 años, empató el pleito frente a Costa, aunque fue a la lona en par de ocasiones en el segundo asalto. A Costa el árbitro Eddy Nobleza le quitó un punto por escupir.

Instantes después de escuchar el fallo de los jueces, dos de ellos con empate a 75 y el otro favorable a su rival 75-74, Maquinto se desplomó y fue trasladado hacia el hospital Far Easter Univesity, de la capital filipina, donde permaneció en coma durante varios días y se declaró muerto el viernes 3 de febrero a las 10:15 de la mañana.

El joven de 21 años, invicto en ocho pleitos, con seis nocauts, todos en 2011, sufrió una lesión cerebral como consecuencia de los golpes, explicó el doctor Chester Tan, cirujano que lo atendió en el centro hospitalario.

Maquinto padecía de un edema y un coágulo en la parte derecha del cerebro, de acuerdo con el especialista Rhoby Orata, quien realizó los exámenes de rigor durante la permanencia del púgil en el hospital.

Comenta sobre este articulo