Acabó en parte la impaciencia del mexicano Cristian Mijares (44-6-2, 20 KOs). El ex monarca supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) ya conoce la fecha de su primera presentación de 2012, la identidad de su adversario, pero todavía desconoce cuánto camino necesitará recorrer para acceder a su objetivo del año: retar al japones Toshiaki Nishioka (39-4-3, 24 KOs), campeón absoluto de la división en la versión del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

El 14 de abril en Morelia enfrentará al veracruzano Cruz “Chucho” Carbajal (32-18-2, 26 KOs) en la división supergallo; contienda en la que estará en juego, además del honor, el cinturón acreditativo del Campeonato Internacional del CMB.

“Es correcto, la fecha se movió un poco, pero no afectará para nada, lo importante es que ya está pactada, así como el rival y la sede. Debemos prepararnos lo mejor posible, para vencer a este experimentado rival”, reflexionó el púgil de 30 años.

Desde que Mijares renunció en 2011 a la faja absoluta supermosca, que le había arrebatado a su compatriota Alberto Rosas (36-6-0, 27 KOs) y defendido con éxito ante el nicaragüense Carlos Rueda (17-6-1, 14 KOs), ha realizado incursiones en dos divisiones.

En las 122 libras derrotó al colombiano Jhonatan Pérez (20-9-0, 17 KOs) por nocaut en la tercera escena de 10 pactadas. Tres meses después, puntualmente el 17 de diciembre pasado, subió hasta el peso pluma (126 libras) y le recetó similar dosis a Alejandro Valdez (25-7-2, 19 KOs).

Mijares regresa a las 122 libras y parece que se estabilizará en esa categoría. Él reconoció que buscaba pelear contra su tocayo Christian “El Italiano” Esquivel (24-3-0, 18 KOs), pero esa batalla no se concretó debido a intereses contrapuestos en lo referente a fecha, sede y bolsa a repartir. No obstante, existe confianza que en el futuro cercano se puedan limar las contradicciones.

También su nombre sonó con fuerza para chocar contra el panameño Anselmo “Chemito” Moreno (32-1-1, 11 KOs), actual supercampeón gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), pero tampoco las partes encontraron el punto de conciliación.

Ahora la intención del boxeador que debutó a los 16 años (en 1997) es ganarle a Cruz para poder ocupar un lugar en la clasificación supergallo del CMB e intentar en este propio año desafiar al japonés Toshiaki Nishioka (39-4-3, 24 KOs), campeón mundial de la división.

Cruz, su rival de turno, tiene 37 años y muchísima experiencia sobre los encordados. Incluso entre 2002 y 2004 fue titular gallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). En ese intervalo hizo dos defensas exitosas hasta que lo destronará el filipino Ratanachai Singwancha (75-13-0, 50 KOs).

Comenta sobre este articulo