martinez pikPara el preparador argentino Pablo Sarmiento su discípulo Sergio “Maravilla” Martínez (48-2-2, 27 KOs) es un peleador excepcional. Fuera de lo común y no por gusto ocupa el tercer puesto entre los mejores boxeadores libra por libra del mundo, solo antecedido por el estadounidense Floyd Mayweather (42-0-0, 26 KOs) y el filipino Manny Pacquiao (54-3-2, 38 KOs).

Sarmiento, quien desde hace cuatro peleas lidera la esquina de Maravilla por la ausencia de su hermano Gabriel, no tuvo objeción en revelar algunos secretos sobre la preparación y capacidad de trabajo de su pupilo de 37 años, que expondrá el 17 de marzo el título mediano de diamante del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), ante el inglés Matthew Macklin (28-3-0, 19 KOs), en el Madison Square Garden de Nueva York.

“Maravilla no parece humano. Yo le digo que pare a veces, pero él se exige demasiado. Nadie se entrena como él; quizá ni Pacquiao o Mayweather, no sé”, dijo el experimentado preparador al diario “El Clarín”.

Añadió que “es mentira que todos se entrenan; pasan videitos de dos minutos del gimnasio y te engañan. Yo he visto a (Antonio) Margarito, a (Kelly) Pavlik correr por donde lo hacemos nosotros y ni siquiera completaban una vez el circuito. Y Sergio lo corre tres veces, en 11 minutos la vuelta.”

Al respecto fue más allá al asegurar que “Margarito, Pavlik y Chávez Jr. no podrían estar en mi gimnasio. Yo los echo”.

En ocasiones el propio Martínez ha expresado que gracias al esfuerzo obtiene los resultados. Y por esa razón a pocos días de sus peleas tiene una capacidad aeróbica diez veces superior a la de cualquier hombre normal. “Primero maduré mentalmente y después física y técnicamente”, suele declarar “Maravilla”.

Sarmiento dice que su alumno no exagera, porque ha llegado a donde está gracias a su preparación y total entrega. En consonancia apuntó que resulta notable su crecimiento físico y ganó potencia con la dieta de proteínas de cinco comidas al día.

“En Argentina nadie lo quería porque no pegaba. Mi hermano hizo un extraordinario trabajo de pesas que no es de un día para el otro y ahora Sergio destroza a todos”, comentó el entrenador.

“Su rutina es de las más exigentes, de lunes a sábado, y dura desde las 4.30, cuando suena el despertador, hasta las 20.30, la hora de dormir”, reveló.

“En los detalles -prosiguió- está la cuestión. Por ejemplo, se sube (con el chaleco salvavidas) a una tabla de stand up y hace equilibrio durante 15 minutos para ejercitar todos los músculos; y ensaya infinitas series de 35 abdominales, soportando la caída sobre su abdomen de una bola pesada. A este ritmo le quedan tres años en plenitud.”

Sarmiento reconoció que después del combate contra Darren Barker debió hacer un tratamiento en España -similar al realizado por el tenista español Rafael Nadal- para recuperar el codo izquierdo y las rodillas. “Se mete en una cápsula hiperbárica y sale nuevo. Si está bien de la cabeza, es imposible ganarle. Sus rivales le huyen, el juega con ellos y les pasa por arriba”, concluyó.

Comenta sobre este articulo