villalobos pikPuede haber cambios de decorados, pero la disputa entre la jamaicana Alicia Ashley (17-9-1, 1 KOs) y la mexicana María Elena Villalobos (12-5-1, 5 KOs), por el campeonato mundial supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), promete ser igual de explosiva en el Deportivo de los Trabajadores del Metro, nueva sede del encuentro.

El promotor Fausto Daniel García, director de la empresa Boxeo de Gala, anunció el movimiento del entarimado, que anteriormente estaría ubicado en el Centro de Convenciones de Tlatelolco. El pleito estelar, de la cartelera Dos Reinas por la Corona, mantiene la fecha pactada: 17 de marzo.

La información trascendió durante el entrenamiento público que llevó a cabo, en el parque México de la colonia Condesa, la campeona exponente jamaicana que mostró a los presentes algunas de las cualidades que le permitieron convertirse en monarca universal.

El empresario no quiso entrar en detalles sobre las causas del desplazamiento de sede, apenas una semana antes de la contienda, y solo atinó a indicar que el cambio obedece a diversos factores de promoción.

Pese a sus 44 años la caribeña, que defenderá por primera vez el título que conquistó en julio pasado al vencer a la norteamericana Christina Díaz (6-4-1, 4 KOs), mostró gran velocidad, elegantes desplazamientos y enseñó el porqué se le considera peleadora de primer nivel.

Ella fue auxiliada en su trabajo por su esposo Matthew, y estuvo supervisada por su entrenador, el panameño Héctor Roca, quien ante el asedio de los medios no tuvo otra opción que comentar sobre el trabajo que desempeñó en Hollywood, cuando entrenó a los artistas Hilary Swank y Russell Crowe para las respectivas películas “Baby million dólar” y “Cinderella Man”.

“Me encuentro en inmejorables condiciones para enfrentar y derrotar a Malena”, dijo la jamaicana que ha sostenido doce encuentros titulares en su trayectoria, con siete éxitos y cinco fracasos. También destacan sus triunfos ante la alemana Alesia Graf y la argentina Marcela Acuña.

Entretanto, la recia anfitriona aprovechó la ocasión para ensayar su defensiva e hizo boxeo de sombra bajo las indicaciones de su manejador Mauro Ayala, y demostró que a sus 39 años todavía le quedan cualidades y ganas para seguir creciendo en el arte de Fistiana.

A juzgar por sus últimas presentaciones, ambas peleadoras llegan en un buen momento de sus carreras. De ahí que se espere una pelea épica entre estas dos ilustres veteranas.

Ashley ha eslabonado una cadena de tres éxitos. O sea, no pierde desde agosto del 2009. Y la azteca, que es la dueña del cinturón de plata del CMB, tuvo un 2011 de ensueño porque subió al ring en seis ocasiones, ganó cinco y empató otra.

“Alicia es zurda, rápida de manos y pega fuerte”, había expresado recientemente Villalobos. “Estoy trabajando fuerte en el gimnasio para no fallar porque la pelea será ante mi público”, añadió.

Por último, en la ceremonia del prepesaje que ordena el reglamento del CMB, Ashley marcó 56 kilos y Villalobos registró 55 kilos. El límite de la categoría es de 55.300 kilos.

Comenta sobre este articulo