winky pikEl estadounidense Ronald “Winky” Wright (51-5-1, 57 KOs) debe tener claro que regresar al boxeo luego de tres años de inactividad es casi un suicidio, pero a sus 40 años quiere buscar fortuna y enfrentará a su compatriota Peter “Kid Chocolate” Quillin (26-0-0, 20 KOs).

Según Richard Schaefer, promotor de Golden Boy, la pelea se realizaría el 26 de mayo porque no se pudo incluir en la cartelera del 5 de mayo, que presenta como platillo principal al estadounidense Floyd Mayweather y al boricua Miguel Cotto, mientras que el norteño Shane Mosley y el mexicano Saúl Canelo Álvarez cruzarán guantes en la contienda previa.

El empresario aseguró que ambas partes están comprometidas, aunque no han firmado el contrato. De concretarse el acuerdo formarían parte de un programa, sin sede definida aún, que tiene como evento principal el enfrentamiento entre los pesos crucero Antonio Tarver y Lateef Kayode.

“Creo que es un enfrentamiento fascinante”, dijo Schaefer. “Con Winky Wright, uno tiene a uno de los mayores nombres del deporte, y para su regreso no ha elegido a un peleador de segunda, sino que irá a una pelea con uno de los tipos mejor clasificados en las 160 libras como lo es Peter Quillin. Eso muestra que Winky tiene planeado seriamente darse una segunda oportunidad”.

Agregó que para el “Kid” es la pelea más importante y peligrosa de su carrera”.

Pero nada intimida a Quillín que tiene hambre de gloria. “Estoy súper contento con la pelea”, dijo el moreno de 28 años que viene de noquear a Craig McEwan en su debut en HBO.

“Quiero acercarme a pelear con buenos peleadores y hacer buenas bolsas. Voy a darle mucho cuero a Wright, voy a asegurarme de que cada golpe conecte bien y que ninguno se pierda. O seré quizás mejor boxeador ante Winky Wright. Yo no peleo de una sola manera. Mi trabajo es entrenar para destruirlo. No al revés”.

Wright, oriundo de Saint Petersburg, Florida, tuvo un pasado glorioso. Desde 1990 a 2009 ha enfrentado a los mejores pugilistas. Ha superado dos veces a Shane Mosley y también al ex campeón en tres divisiones Félix Trinidad en 2005, por solo citar algunos.

“Creo que es el oponente perfecto para que Winky regrese después de haber estado alejado por mucho tiempo”, expuso Damián Ramírez, consejero de Wright. “Siento que es una buena oportunidad para que Winky haga una declaración de su estado porque, con todo respeto para “Kid Chocolate”, su mejor oponente no está en el mejor nivel del peor oponente de Winky. Pero no le quito nada a ese chico. Él es joven y fuerte”, agregó.

Pero no solo del pasado se vive y Winky, por una causa u otra, no gana una pelea desde 2006. Entonces derrotó a Ike Quartey, excampeón mundial welter. Luego perdió sendos combates contra Bernard Hopkins (en 2007) y Paul Williams (2009).

“Esto no es una pelea de preparación”, dijo Schaefer. “Es una pelea muy seria. Winky sabe todo lo que está en juego. Si derrota a un tipo como Kid Chocolate, entonces estará de regreso. Él es un tipo reconocido, y básicamente quiere usar esta pelea para comenzar el último capítulo de la historia de Winky Wright. Él dejó que su cuerpo descanse, ha estado alejado un tiempo y estará regresando en una pelea significativa”, indicó.

“Pero si Peter Quillin –prosiguió- puede poner el nombre de Winky en su currículum, entonces esa será una gran victoria para él. Pienso que quienquiera que gane esta pelea ciertamente será visto como un nombre mucho más grande en la división de las 160 libras”.

En tanto el Kid coincidió con Schaefer “estaba en lo cierto al decir que Winky será apenas un nombre más en mi currículum. Esta pelea aquí me pone cerca de un título mundial. Yo respeto a Winky Wright. Él no ha recibido mucho castigo en su carrera, pero al meterse en el ring conmigo él recibirá mucho castigo. No tengo nada de qué preocuparme más que entrar ahí y ser el mejor boxeador que yo pueda ser. Si Winky piensa lo mismo entonces será una buena pelea y eso es lo que quiero darle a los fanáticos de boxeo.”