A maestritoApenas sin sacudirse el polvo por su anterior combate, el panameño Ricardo “Maestrito” Córdoba (38-3-2, 24 KOs), excampeón mundial supergallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), anunció que el 31 de marzo realizará su segunda presentación del año, esta vez ante el mexicano Eduardo García (21-7-1, 9 KOs).

No habrá cinturón alguno en juego, pero el Maestrito toma muy en serio la contienda porque está preparándose como nunca para solventar el obstáculo y seguir a paso redoblado su búsqueda de la oportunidad para recuperar la condición perdida ante el cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux (9-0-0, 7 KOs).

Sabe que el tiempo apremia, pese a sus escasos 28 abriles, porque a finales del pasado año aseguró que al concluir el 2012 colgaría definitivamente los guantes para dedicarse por completo a su familia y a terminar sus estudios de leyes.

Entonces dijo “fue una decisión difícil para mí, ahora me dedicaré a mi familia ya que el boxeo no es todo. (…) emplearé el resto de mi juventud para realizar otras cosas, especialmente la continuación de mis estudios en Derecho y Ciencias Políticas y ser un ejemplo para la juventud panameña.”

Córdoba viene de pelear en febrero ante el colombiano Miguel “Pambe” Cogollo (19-8-2, 13 KOs), quien sufrió en carne propia el resurgir del panameño y apenas pudo pasar del segundo round tras ser noqueado en la pelea estelar del cartel que se nombró “El regresó del Maestrito” y se efectuó en la Terraza del Hotel Four Point Sheraton de la Ciudad de Colón, Panamá.

Sin duda fue un gran retorno para el peleador, que estuvo alejado durante 15 meses de los encordados y es catalogado como un ídolo nacional: “el Maestrito es uno de los boxeadores más queridos del país por su entrega, garra, dedicación y disciplina”, valoró recientemente un medio local.

“Estoy feliz de regresar. Este será mi último año y espero cerrarlo a lo grande. Me gustaría volver a enfrentarme, antes de retirarme a Rigondeaux”, expresó recientemente el púgil nacido en Santa Marta y residente en San Miguelito.

No obstante, no descarta que el chance de una pelea titular sea en el peso pluma (126 libras).”Creo que esta es una categoría en la que he estado rondando. Si me cuesta mucho bajar a las 122, entonces pienso militar en la categoría pluma (126 libras).”

En tanto, el mexicano García tuvo un 2011 para el olvido. Perdió las dos peleas que efectuó. En ambas oportunidades fue noqueado. En enero cayó en el segundo asalto ante su compatriota Christian Esquivel (24-3-0, 18 KOs) y en diciembre el nipón Tomoki Kameda (22-0-0, 14 KOs) lo mandó a las duchas en el séptimo round.

Comenta sobre este articulo