satoEl japonés Yota Sato sabía que para conseguir su sueño debía liarse a golpes con el tailandés Suriyan Sor Rungvisai, campeón mundial supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el 27 de marzo en el Korakuen Hall de Tokio.

Decidido se plantó Sato en el ring, donde hubo un fiero combate desde que sonó el campanazo inicial y cerró con ambos tirando golpes en el duodécimo asalto. Sato pegó más e incluso envió al monarca a la lona en par de ocasiones en el tercer asalto.

Con buenas combinaciones al rostro y al cuerpo en el tercer round, Sato (24-2-1, 12 KOs) envió a la lona a Sor Rungivsai, mientras el público gritaba enardecido por la actuación de su ídolo.

Tras el imprescindible conteo de protección del árbitro Jack Reiss, Sato volvió a la carga, hizo caer nuevamente au rival y obligó a otra protección, lo que presagiaba el fin para el monarca. Pero Sor Rungvisai pudo capear el temporal, se recuperó y mantuvo el encendido pleito con una recuperación casi milagrosa.

Al final la votación de los jueces fue favorable a Sato: Rey Danseco votó 116-110, Marty Sammon 114-112 y Jun-Bae Lim también 114-112.

Sato, quien cumple 28 años el 1 de abril, elevó a 20 los combates sin conocer el amargo sabor de la derrota, con 19 triunfos y una pelea sin decisión. Su más reciente revés se lo propició su coterráneo Junichiro Sugita, el 28 de septiembre de 2005 en la misma sala que ahora ganó la faja mundial.

Sor Rungvisai (20-5-1, 7 KOs) acumulaba seis victorias en línea, incluída la que le reportó el cinturón mundial frente al zurdo mexicano Tomás “El Gusano”Rojas el 19 de agosto del pasado año en Srisasket, Tailandia.

Tres meses después retuvo la corona al imponerse por decisión unánime al nipón Nobuo Nashiro, en Bangkok, Tailandia.

Comenta sobre este articulo