vikingo pikEl excampeón mundial supermediano Mikkel “Guerrero Vikingo” Kessler (44-2-0, 33 KOs) retorna a su zona de influencia. Atrás quedaron las lesiones, y retos por sortear se aproximan; el más inminente se llama Allan “Perro Fantasma” Green (31-3, 21 KOs.

La contienda entre ambos se celebrará el 19 de mayo en el terreno del Vikingo, puntualmente en el Parken Stadium de Copenhague, Dinamarca, y tendrá como incentivos el título de plata supercompleto del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y el ser elegible para disputar el cinturón absoluto que hasta ahora posee el estadounidense Bernand Hopkins (52-5-2, 32 KOs).

Para esta confrontación Kessler subió a la división semipesada. “Queremos que Mikkel tenga un gran lugar en la historia del boxeo al ganar títulos mundiales en distintas divisiones,” dijo el promotor Kalle Sauerland, en la rueda de prensa donde se anunció el día y lugar de las hostilidades.

El empresario agregó que la transición hacía pesos superiores será difícil porque su apoderado tendrá que enfrentar a oponentes más grandes y fuertes. Aunque aclaró que el europeo, que debutó como profesional en 1998, jamás ha rechazado un reto por exigente que sea.

El gran protagonista del intercambio con los medios en la capital danesa corroboró que el cambio de división constituirá un gran desafío. “Subir al peso semipesado es arriesgado, como lo es también enfrentar a un pegador duro como Green en una división más alta. Pero estoy listo. Quiero hacer las peleas grandes. Green es fuerte y tiene mucha potencia. Pero lo voy a superar en boxeo y potencia”.

Sobre la lesión en la mano que lo mantuvo alejado 14 meses de los cuadriláteros explicó que “mis dedos están bien ahora, solamente necesito más tiempo para recuperarme del todo. Estoy listo para atacar de nuevo”.

Sauerland considera que un triunfo en este compromiso podría ser un catalizador para acceder a una pelea titular contra el ganador de la revancha del 28 de abril entre el campeón semipesado estadounidense Bernard Hopkins y su compatriota Chad Dawson (30-1-0, 17 KOs).

Aunque fue cauto al enfatizar que el Vikingo no puede siquiera pensar en Hopkins o Dawson, primero necesita deshacerse de Allan Green, “en lo que sin duda será una pelea arriesgada”.

“Hay algún trabajo sin terminar y ambos quieren liquidarlo”, prosiguió Sauerland. “Yo estoy muy confiado de que Mikkel ganará. Green es un semipesado natural con una enorme pegada. Su tasa de nocauts es impresionante. Pero con sus legiones de fanáticos detrás suyo, Mikkel estará haciendo que su país esté orgulloso derrotando a Green”.

Como era de esperar la opinión del púgil visitante fue diametralmente opuesta. “Es muy bueno estar peleando en Copenhagen. Pienso que Kessler es muy bueno. Muy duro y muy talentoso. Ha sido campeón mundial durante un largo tiempo. Pero soy más rápido, más fuerte, y siento que tengo mucha más habilidad. Él podría haber enfrentado a un oponente más reconocido, le reconozco eso, pero yo soy mucho mejor atleta”.

Luego añadió que el hecho de no tener que esforzarse para hacer el peso supermediano será ventajoso. “Esto empareja las cosas. En el peso súper mediano tuve que perder mucho peso. Perdí 27 libras en tres semanas para la pelea con Ward. Por eso, pelear con Kessler en el peso súper mediano hubiese sido desventajoso para mí. Haré mucho ruido el 19 de mayo”, concluyó.

Comenta sobre este articulo