eliorojas pikEl combate entre el dominicano Elio “Kid” Rojas y el mexicano Jhonny González provocará el 28 de abril un efecto similar al de dos trenes impactando de frente a altas velocidades.

Son dos temibles pegadores con dinamita en sus puños, lo que permite vaticinar un desenlace antes del límite de tiempo cuando suban al ring en la discusión del título pluma del Consejo Mundial de Boxeo en una ciudad mexicana pendiente de definir.

Rojas (23-1-0, 14 KOs) acumula cuatro victorias seguidas, todas por la vía del sueño, la más reciente en el octavo asalto ante el mexicano Arturo Gómez el 16 de septiembre en San Francisco de Macorís.

“Le demostraré a González que soy el verdadero campeón de esta división”, dijo Rojas, quien conquistó la faja por fallo unánime ante el mexicano Guty Espadas Jr. el 20 de febrero de 2010 en Yucatán. “Para que no queden dudas lo acabaré por nocaut”.

Medallista de bronce en el Mundial amateur en Belfast 2001, el “Kid” se lesionó la mano derecha en el pleito ante Espadas Jr. y tuvo que someterse a una intervención quirúrgica que lo mantuvo alejado del ring hasta el enfrentamiento con Gómez.

Como resultado del tiempo que debía permanecer fuera de los encordados. Rojas tuvo que abandonar por mandato la corona, que después ganó González ante el japonés Hozumi Hasegawa el 8 de abril de 2011 en Kobe, Japón.

El único revés de Rojas se lo propinó por decisión dividida el mexicano Gamaliel “El plátano” Díaz el 13 de julio de 2007 en Durango.

González (51-7-0, 45 KOs) archiva una cadena de 11 triunfos, todos por el camino del cloroformo, el más reciente en el segundo round versus el panameño Roinet “Mus” Caballero en el Distrito Federal el 3 de diciembre del pasado año.

“Rojas nunca fue un campeón que tuviera peleas seguidas y en ese tiempo le estuvimos pidiendo la oportunidad de enfrentarnos, porque yo era el retador número uno y nunca quiso pelear, siempre me rehuyó”, dijo González, de 30 años.

A un mes exacto del combate, González marcó 61.600 kilogramos, más de uno por debajo del peso exigido por reglamento (62.900) para proteger la salud de ambos contendientes.

“Rojas es un rival peligroso, pero confío en la fuerte preparación que estamos realizando tanto en el gimnasio como en las montañas”, aseguró el campeón mexicano, cuyo último fracaso fue por nocaut en el tercer asalto ante el zurdo japonés

Toshiaki Nishioka, el 23 de mayo de 2009 en Nuevo León.

Comenta sobre este articulo