kirklandEl estadounidense James Kirkland (31-1-0, 27 KOs) sufrió una lesión en el hombro que le obligará a visitar el quirófano y de paso, le amarga las celebraciones por el triunfo sobre el mexicano Carlos Molina (19-5-2, 6 KOs).

Según su co-representante Michael Miller, el boxeador se lastimó el hombro derecho en su última presentación -le reportó la faja continental de las Américas y el pase a la eliminatoria final por el título súper welter del CMB, en poder de Saúl “Canelo” Álvarez-, y el próximo lunes se someterá a una operación artroscópica.

“James se estaba quejando mucho de un dolor en su hombro derecho tras la pelea. James nunca se queja de nada, por eso pensé que podía ser algo serio”, confesó el empresario a ESPN. “Le dije, si es sólo una molestia, es una cosa, pero si realmente te duele el domingo, llámame. James me llamó el domingo y me dijo que le dolía como loco”.

Miller explicó a los medios que su representado será operado por el famoso Dr. Phil Jacobs, especialista en hombros y residente en San Antonio- Él fue quien examinó a Kirkland tras la pelea en el Reliant Arena en Houston debido a que se quejaba del dolor en el hombro.

El examen de resonancia realizado el martes 27 de marzo reveló que el pugilista tiene dos desgarros y probablemente ocurrieron durante la pelea que culminó en una polémica y abucheada descalificación del azteca que iba con ventaja en las boletas de los jueces.

Por esa desventaja en las puntuaciones Kirkland salió en el décimo y último round en busca de un golpe fulminante que le salvara de la derrota. Gracias a su insistencia logró asestarle buenas combinaciones a Molina, quien cayó a la lona, pero éste alcanzó a reponerse justo cuando sonó la campana.

No parecía muy lastimado, pero el dolor vino más tarde. El árbitro, Jon Schorle, terminó el conteo y después de dialogar con un juez en una de las esquinas, levantó la mano de Kirkland ante el asombro del público presente. Molina había sido descalificado porque cuando la campana sonó un integrante de la esquina del mexicano subió al ring. Él debió esperar a que el réferi acabara de contar y no fue así, de ahí la descalificación.

Se especula que la lesión pudo ser la causante del bajo rendimiento y agresividad del norteño que se ha caracterizado en su carrera por ser un intenso batallador.

Sea cierta o no la suposición, Kirkland estará alejado del entrenamiento, como mínimo, tres meses después de la operación; situación que trunca la posibilidad de verle sobre el encordado contra Paul Williams el 30 de junio, tal y como había planificado la televisora Showtime.

“El doctor dijo que había algunos daños y partes del hombro por ajustar. Se supone que es una operación que lleva 45 minutos. Tendrá su brazo en un cabestrillo por tres semanas y luego de eso, se someterá a dos meses de terapia física”, concluyó Miller.

Comenta sobre este articulo