guerrera pik“Se impusieron la técnica, la disciplina y la fuerza”, dijo Ana María Torres al finalizar su pelea contra la colombiana María Andrea “La Pantera” Miranda, quien no salió a combatir cuando sonó la campana del cuarto round.

La pelea estaba pactada a 10 rounds de dos minutos, como parte de la velada Los Cabos on Fire, en el Auditorio de Los Cabos, Baja California Sur, México, que lució un lleno total.

Al inicio del combate, la mexicana salió de una vez a buscar a “La Pantera”, lanzando ganchos de izquierda y rectos de derecha. La colombiana metió reversa, defendiéndose en todo momento. Ana María siguió adelante con buena técnica y sin prisa, tratando de dar caza a su rival.

En el segundo round, “La Guerrera” siguió conectando ganchos al cuerpo y combinaciones al rostro de la colombiana, quien ripostó con un recto de derecha que hizo saltar la sangre de la nariz de la campeona. La retadora intentó varios amarres para evitar el castigo que le propinaba Torres.

Torres salió al tercer asalto decidida a terminar el combate, golpeando implacablemente al cuerpo de la retadora, quien retrocedió cubriéndose con ambas manos y mostrándose en malas condiciones. La colombiana no logró reponerse del castigo recibido y decidió no continuar el combate al escuchar el llamado de la campana. El referí estadounidense Jerry Cantú decreta el nocaut técnico en el cuarto asalto.

“La Pantera” no fue una rival de peso para Torres, ya que demostró muy poco en el cuadrilátero, preocupada más por defenderse que por atacar a la campeona. Es el octavo revés en la carrera de Miranda, de los cuales 4 han sido por nocaut. Tiene 14 ganadas (9KO), sin empates, para un total de 22 peleas.

Desde el mismo inicio de su carrera, Ana María Torres ha ido forjando una leyenda en el boxeo mexicano, ya que fue la primera en ganar una pelea cuando se aprobó el boxeo profesional femenino en México, al debutar en la Arena México en 1999 contra Mariana Juárez.

Escribe una nueva página al defender su título mundial súper mosca (52.2 kg /115 lb.) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en once ocasiones. Ninguna otra mujer ha logrado defender un cinturón tantas veces como “La Guerrera” Torres, quien, a sus 32 años, es considerada libra por libra, la mejor boxeadora del mundo.

Torres fue también la primera mujer –y hasta ahora la única- en ganar el cinturón diamante del CMB, que solo es concedido a boxeadores que conforman la élite del boxeo mundial. Este cinturón, color verde y oro, está hecho con una placa de oro de 18 kilates, que lleva incrustados 598 diamantes, 196 esmeraldas, además de rubíes y otras gemas preciosas, con un costo de 50.000 dólares.

Los únicos púgiles que han obtenido el cinturón diamante del CMB son los estadounidenses Floyd Mayweather Jr. y Bernard Hopkins, el filipino Manny Pacquiao y el argentino Sergio Martínez.

José Sulaimán, presidente del CMB, ha dicho que “el coraje y el compromiso que Ana María muestra en cada combate son asombrosos. Es precisamente lo que la ha llevado a ser una de las mejores peleadoras del mundo”.

Luego de su triunfo del 31 de marzo “La Guerrera” queda con una foja de 34 peleas, 28 ganadas (16KO), 3 derrotas y 3 empates. Mirando hacia el futuro, Ana María confiesa su deseo de unificar coronas en el 2012 con las campeonas súper mosca de otros organismos, para convertirse en la reina indiscutible de su categoría.

Comenta sobre este articulo