afrizal pikCon la muerte del indonesio Muhammad Afrizal, de 30 años, el boxeo profesional cobra otra víctima, consecuencia de los golpes recibidos sobre el ring.

También conocido como “Afrizal Cotto, el púgil falleció el 4 de abril tras ser sometido a una neurocirugía en el Hospital de la Universidad Cristiana en el oriente de Yakarta, la capital indonesa.

“Es una tragedia en la historia de nuestro boxeo”, dijo Anton Sihombing, presidente de la Comisión de Boxeo de Indonesia. “Tenemos que hacer nuestro mayor esfuerzo para evitar que ocurran hechos similares en el futuro”.

Afrizal, oriundo del oeste de Sumatra, perdió el título nacional super pluma (130 libras) por decisión unánime frente a Irvan Barita Marbun. Después del combate Africal caminó fuera del cuadrilátero, pero se desmayó en los vestidores e inmediatamente fue llevado al Hospital Royal, cercano al lugar del combate.

Al empeorar su estado, Afrizal fue trasladado al hospital de la Universidad, donde fue operado el domingo. Pero nunca despertó y los médicos determinaron su deceso a causa de una excesiva acumulación de sangre en el cerebro, conocida como hematoma subdural.

“Fue una lesión muy severa, de la que no se podía salvar”, dijo el doctor Tommy Halawet, que dirigió la intervención quirúrgica. “Nuestro equipo hizo todo lo posible, pero lamentablemente no fue posible salvarle la vida”.

El fallecimiento de Afrizal es el número 28 en Indonesia desde 1948. La anterior tragedia cobró la vida de Anis Dwi Mulya en 2007.