ironman sosaHay combates que enaltecen el boxeo. Y el que sostuvieron los mexicanos Edgar Sosa y Wilberth Uicab el 7 de abril en la Arena Oasis de Cancún es uno de ellos. Ambos lucharon durante 12 asaltos en una fogosa pelea que finalizó con victoria unánime para Sosa. Desde ya se enmarca dentro de los mejores pleitos del año.

Desde el campanazo inicial quedó plasmado que ambos lucharían con uñas y dientes por conquistar el triunfo en pleito eliminatorio por el título mundial mosca del Consejo Mundial de Boxeo.

Las tarjetas de los jueces son una pálida muestra de lo que sucedió sobre el cuadrilátero. Julie Lederman, Max de Luca y Jesse Reyes dieron idéntico 114-111 favorable a Sosa, quien cayó a la lona en el primer round sorprendido por un fuerte gancho de izquierda.

Lejos de aminalarse, Sosa demostró que es un verdadero “Hombre de hierro” y que no estaba dispuesto a ceder hasta el último segundo del electrizante enfrentamiento.

La mejor técnica de Sosa comenzó a reportar frutos frente a la mayor pegada de Uicab en el sexto episodio cuando obligó al árbitro estadounidense Jay Nady darle cuenta protectora al Huracán.

Dos rounds antes Nady con justeza le descontó un punto a Uicab, quien en un cuerpo a cuerpo cargó a su adversario y lo proyectó contra la lona como en una pelea de lucha libre.

Los últimos asaltos fueron de tú a tú con el público enardecido gritando “Huracán, Huracán, Huracán” y “Sosa, Sosa, Sosa”, mientras en el encordado ninguno de los dos dejaba de tirar golpes al puro estilo de los guerreros mexicanos.

Sosa mereció la victoria por pegar con más efectividad en los últimos asaltos, pero ambos ofrecieron emociones a granel al respetable, en una ensordecedora arena que los premió a ambos con justa ovación.

Ahora con resultado de 45 victorias, 27 antes del límite y siete reveses, Sosa ganó el derecho de enfrentar al filipino Sony Boy Jaro, monarca mosca del Consejo Mundial de Boxeo.

Jaro arrebató el título por nocaut técnico en el sexto asalto al tailandés Pongsaklek Wonjongkam el pasado 2 de marzo en Chonburi, Tailandia, cuando expuso la corona por cuarta ocasión.

Para Uicab fue su sexto revés con 34 triunfos, 18 por la vía del cloroformo y un empate.

Comenta sobre este articulo