franco pikoct142012Buenos Aires.- El ex olímpico peleador cubano Luis “La Estrella” Franco desoyó los consejos de su esquinero, el veterano preparador Miguel Díaz, y vio esfumarse quizás su última oportunidad de convertirse en retador a un título mundial, al caer ante el argentino Mauricio “Chuky” Muñoz (26-3-0, 12 KO) por decisión de los jueces.

Dueño de un boxeo más técnico, depurado y limpio, Franco (11-1-0 7KO) resultó claro dominador del pleito y causó la mejor impresión entre los especialistas; sin embargo, a la hora de la votación sólo el juez Fernando Murray (118-110) pareció compartir esta valoración.

Los otros dos encargados de evaluar la contienda, Valerie Dorsett (115-113) y Albert Wilensky (115-114), prefirieron darle al dueño de casa la alegría y el derecho a pelear por el título mundial pluma de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), que detenta el australiano Willy Dib.

A “la Estrella” Franco se le vio contrariado cuando en más de una ocasión Díaz le reprochó en la esquina que estaba dejándose golpear por gusto por un oponente técnicamente inferior, de boxeo enrevesado, y que no atacaba a los planos bajos – que era donde evidentemente sus golpes hacían más daño a “Chuky” Muñoz.

Por último, previo al inicio del duodécimo y último asalto, su preparador le advirtió claramente que era imprescindible ganar la pelea “a huevos”…pero no fue precisamente ese el desenlace que logró el cubano, obligado a imponerse por paliza o por nocaut.

Comenta sobre este articulo