huracan pikoct162012Buenos Aires.- El campeón supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el argentino Omar “Huracán” Narváez, suspendió hasta dentro de un mes la quinta defensa de su título programada para este 17 de octubre aquí ante el fallecimiento de su padre, Estanislao Narváez.

De acuerdo con la oficina de prensa del promotor Osvaldo Rivero, “Huracán” viajó a su natal ciudad de Trelew, en la patagónica provincia de Chubut, para los funerales de su padre, quien murió víctima de una larga enfermedad.

La velada de mañana en el Luna Park se reprogramará para dentro de un mes, indicó la propia fuente en referencia al pleito entre Narváez (36-1-2, 19KO) y el mexicano Johnny “el Laberinto” García (16-3-1, 8KO).

Durante la presentación de la pelea, realizada ayer, había manifestado sentirse feliz de poder pelear en Buenos Aires, donde la gente

-apreció- tiene un sentimiento muy especial hacia mí.

En sus declaraciones, el púgil argentino reveló asimismo que todavía tiene ganas de seguir arriba del ring, pues “el cuerpo aún no me dijo basta. Tengo cuerda para seguir”, enfatizó.

El “Huracán”, quien se coronó campeón mundial de la categoría mosca de la OMB el 13 de julio de 2002, retuvo en abril pasado el título supermosca al vencer por unanimidad en 12 asaltos a José Cabrera, también de México, un rival de poca monta que propició que el pleito fuera totalmente deslucido.

Comenta sobre este articulo