potroabregusub10282012La revancha con el estadounidense Timothy Bradley. Ese es el objetivo inmediato del argentino Luis Carlos ¨El Potro¨ Abregu tras su triunfo por nocaut técnico sobre el puertorriqueño Thomas Dulorme en pelea por el vacante título Ligero-Welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) disputada el 27 de octubre en Verona, Nueva York.

“El Potro” argentino (34-1-0, 30 KO´s), de 28 años, impuso su potencia física y experiencia ante el hasta entonces invicto Dulorme (16-1-0, 12 KO´s), un prometedor y talentoso pugilista de 22 años, a quien el rioplatense liquidó con potentes derechazos a la cabeza, uno de los cuales ya había provocado una caída al boricua en el tercer asalto.

Al concluir la pelea, cuyo desenlace consideraron inesperado algunos expertos partidarios del mejor boxeo del puertorriqueño, Abregu reclamó una pelea revancha con el invicto Timothy Bradley (29-0-0, 12 KO´s), quien puso fin al hasta entonces imbatible paso del argentino con un triunfo por votación unánime el 17 de julio de 2010 en el Casino Agua Caliente, de California, Estados Unidos.

“Quiero una nueva oportunidad con Bradley, el único que ha podido vencerme hasta ahora”, subrayó Abregu, quien aseguró que en aquella ocasión el estadounidense sacó provecho de una lesión que presentaba en su mano derecha, que le impedía lanzar golpes de potencia.

¨Ante Dulorme he comprobado que mi mano derecha está bien después de una operación que fue necesaria (…) Si el día que peleé con Bradlley hubiera tenido en buenas condiciones mi puño derecho, yo estoy seguro de que el resultado final de la pelea habría sido otro. Por eso ahora pido una revancha, porque yo seré el ganador¨, aseguró el sudamericano.

Timothy Bradley también preservó su invicto a costa de quien es considerado el boxeador número dos del planeta libra por libra, el filipino Manny Pacquiao. El 9 de junio de 2012, en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, Nevada, el estadounidense fue beneficiado con un escandaloso veredicto ante Pacquiao, considerado el ganador de esa disputa porteriormente por un jurado especialmente designado para evaluar nuevamente el combate.

Asediado por la sombra de la duda, Bradley ha pedido una segunda pelea con Pacquiao, quien ha esquivado de momento esa posibilidad a cambio de una lucrativa cuarta pelea con el mexicano Juan Manuel Márquez, el 8 de diciembre en el MGM Grand Garden Arena, de Las Vegas, en el estado norteamericano de Nevada.

Comenta sobre este articulo