hattton11242012Un gancho al hígado recibido sobre el final del noveno round, obligó a Ricky “Hitman” Hatton a darse por vencido en su combate de regreso a los ensogados, en el que se enfrentó al ex campeón mundial Vyacheslav Senchenko por el título europeo (EBU) de peso welter.

Hatton no pudo evitar el nocaut, pues el golpe de Senchenko fue tan bien colocado a la región hepática, que le dejó fuera de combate y sin oportunidad de vencer la cuenta del réferi.

El comienzo del pleito fue alentador, al Ricky Hatton dominar las acciones a base de presión y golpeo certero sobre la humanidad de un Senchenko que no sabía como contener la furia del púgil británico.

Cada round que transcurría Hatton daba muestras de que lograría imponerse antes del límite, pero en el transcurso del quinto episodio Vyacheslav Senchenko fue encontrando su distancia y desde allí puso en predicamentos a Hatton al hacerlo fallar y contragolpearlo con su jab y la recta de derecha.

En el sexto round ya el ucraniano Senchenko había enfriado el combate. Y aprovechando sus largos brazos mantenía a Hatton sin poder penetrar su guardia, asestándole con mucha frecuencia golpes rectos con ambas manos.

Podrán tal vez echarle la culpa a que a Hatton se le acabó la gasolina, pero la realidad que Vyacheslav hizo un formidable trabajo de contención en los rounds intermedios y manejó los tiempos de forma inteligente.

El nocaut llegó en un momento en el que Hatton había perdido totalmente la brújula y de no ser así la pelea habría llegado a la decisión con un Senchenko como ganador.

Usted podrá juzgar su desempeño tras tres años y medio de no pisar un cuadrilátero como boxeador, pero él no escogió un rival fácil y en el resultado pagó las consecuencias de esa elección.

¿De nuevo al retiro? Yo lo pensaría dos veces si fuera Ricky Hatton. Tal vez necesite otra clase de oponentes antes de entrar en franca carrera por otra corona mundial.

Crédito Foto: Scott Heavey, Getty Imagesc

Comenta sobre este articulo