Débora DioniciusBuenos Aires.- La invicta peleadora entrerriana Débora Dionicius derrotó por puntos y en fallo unánime a la neozelandesa Michelle Preston y se proclamó campeona mundial supermosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), en pleito disputado este 24 de noviembre en su natal Villaguay.

Dionicius, monarca suramericana de la categoría, dominó de principio a fin el pleito y se llevó el claro fallo de los jueces por 100-90, 100-90 y 99-91, extendiendo a 10 su cadena de victorias, tres de éstas conseguidas antes del límite.

“La Gurisa” impuso su técnica frente a una rival, Preston, que figura como la primera clasificada de la FIB, además de ostentar la corona de su país y de la región de Asia-Pacífico.

A pesar de ser claramente superada desde el mismo campanazo inicial, la púgil visitante, de 34 años de edad, nunca se dio por vencida. Sin embargo, el empuje no fue suficiente para revertir el resultado, que significó la séptima derrota de su carrera frente a igual cantidad de triunfos y un empate.

Medios de prensa destacaron aquí que el cetro mundial conseguido anoche por Dionicus es el número 52 logrado por boxeadores argentinos y el decimocuarto a la cuenta de las féminas.

foto: mdzol.com

Comenta sobre este articulo