oliveras pifevrier242013Buenos Aires.- Con un boxeo inusualmente sucio para su condición de triple campeona mundial, la argentina Alejandra “Locomotora” Oliveras derrotó por fallo unánime a la colombiana Dayana Cordero y retuvo por cuarta vez la corona de los pesos pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

La jujeña, que elevó así a 29 las victorias conseguidas en su carrera frente a dos reveses e igual número de empates, estuvo casi todo el pleito golpeando por debajo del fajín a la jovencita Cordero (10-4), quien aún así no se rehusó al intercambio de golpes y en más de un asalto llegó a ser superior.

Sin embargo, la benevolencia del árbitro argentino Jorge Basile, quien sólo le descontó un punto a la “Locomotora” en el octavo round, propició que el fallo de los jueces fuera ampliamente favorable a la local con tarjetas de 96-92, 98-90 y 98-90.

En el pleito de esta madrugada del 24 de febrero en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, Oliveras se mostró realmente desconocida: Muy lejos de la pericia técnica que la caracteriza e identifica, desordenada y a veces fuera de control, y todo el tiempo cometiendo evidentes infracciones no penalizadas.

Previo al pleito por la corona mundial, al mismo cuadrilátero instalado en el estadio del Club Olimpo de Bahía Blanca, el equipo argentino de boxeo que participa en la Liga Mundial de la AIBA, los Cóndores, derrotó por 4-1 a su similar de Rusia.

> El plantel euroasiático el equipo euroasiático fue penalizado con dos puntos de descuento al no presentar competidores en los 61 kilos (Víktor Batalov) ni en los 85 (Danil Shved), con lo cual el mendocino Juan Carrasco y el olímpico bonaerense Yamil Peralta ganaron sin necesidad de sudar la camiseta.

Argentina quedó ahora en cuarto puesto del grupo A, con 9 puntos, y muy cerca de lograr la clasificación a los play-off.

Comenta sobre este articulo