delarosa pikmars72013Colombia.-Convencido está el púgil colombiano Luis De La Rosa que derrotará al filipino Merlito Sabillo en el combate que sostendrán por el fajín mundial vacante de peso mínimo (paja), correspondiente a la Organización Mundial (OMB), el 9 de marzo en el Coliseo Mario León Guzmán, de la ciudad colombiana de Cereté.

“El Chino” De La Rosa (21-1-1, 12 KOs) y el invicto “Tigre” Sabillo (21-0-0, 10 KOs) se vieron las caras en una rueda de prensa en el Centro Cultural “Raúl Gómez”, de Bogotá, donde ambos expresaron confianza en llevarse la victoria.

“El cinturón se queda en Colombia”, afirmó De La Rosa, quien acumula siete victorias consecutivas, tres el pasado año, y tuvo su único revés en fallo unánime frente al zurdo mexicano Raúl “Rayito” García, también discutiendo la faja interina OMB, el 30 de octubre de 2010, en Cartagena.

“Cuando subo al ring, solo subo a ganar”, dijo horas antes De La Rosa a “Notifight. com” al concluir una sesión de entrenamiento en la ciudad de Barranquilla. “En cualquier round puedo terminar la pelea y les aseguro a todos los colombianos que triunfaremos”.

“El Tigre” Sabillo, quien efectuará el primer combate en el continente americano, expresó que había tenido un largo recorrido desde el Lejano Oriente, pero al mismo tiempo expresó su optimismo por el resultado del pleito contra De La Rosa.

“Estoy un poquito cansado por el largo viaje, pero he tenido una buena preparación”, dijo el tagalo, de 29 años, a los medios. “Quiero dar una buena pelea y regresar con la faja a mi país”.

Nacido en la localidad de Toboso, Negros Occidental, el también llamado “JunJun” exhibe derrotó a sus cuatro rivales el pasado año y tres de ellos cayeron por la vía del cloroformo: Rollen del Castillo (RTD-1), Jovel Romasasa (KO-1) y Jonathan Refugio (KO-7).

Boxeador de guardia zurda, Sabillo es actual monarca de la Federación de Boxeo Oriental y del Pacífico. Este último cinturón lo alcanzó al frente a su coterráneo Rodel Tejares en 2011 y después lo defendió con éxito ante otro tagalo: Jonathan Refugio, en 2012.

Comenta sobre este articulo