kameda pikmarz272013Osaka.-Obligado por las circunstancias, el campeón mundial japonés Koki Kameda expondrá ante el tailandés Panomroonglek Kaiyanghadaogym el cetro gallo de la Asociación Mundial (AMB), el 7 de abril en el Gimnasio de la Prefectura de Osaka, Japón.

En la sexta exposición de su corona, Kameda (29-1-0, 17 KOs) tenía previsto enfrentar al dominicano Juan Carlos Payano, quien presentó problemas migratorios,lo que obligó de urgencia a buscarle otro adversario al mayor de los hermanos Kameda.

“Tratamos que la pelea se llevara a cabo, pero Payano no tiene actualizado su pasaporte”, explicó hace pocos días Ricardo Rizo, consejero de Kameda Promotions, la organizadora del pleito, en un comunicado. “NI modo, tenemos que buscar otra opción para esta pelea del 7 de abril, pero lo más probable es que Payano tenga nuevamente esa oportunidad en el mes de junio”.

Vencedor de nueve mexicanos en su carrera, Koki acumula cinco victorias consecutivas, la más reciente ante el mexicano Hugo “Cuatito” Ruíz por decisión dividida el 4 de diciembre también en la ciudad nipona de Osaka.

El único revés de su carrera se lo propinó el zurdo tailandés Pongsaklek Wonjongkam el 27 de marzo de 2010, en la discusión del cinturón mosca del Consejo Mundial (CMB). En ese momento acumulaba 22 triunfos en línea.

Con 26 años, Kameda exhibe coronas en las divisiones minimosca y mosca. La faja de la división gallo la conquistó por decisión unánime frente al venezolano Alexander “El Explosivo” Muñoz el 26 de diciembre de 2010.

Kameda, de 25 años, es el mayor de tres hermanos, Daiki y Tomoki, también boxeadores profesionales, quienes fueron entrenados por su padre Shiro hasta 2007. Daiki ostenta la corona mosca de la AMB.

Koki, como le llaman sus coterráneos, es actualmente el boxeador más popular de Japón y sus pleitos lo siguen en más del 50 por ciento de los hogares de esa nación del Lejano Oriente, de acuerdo con los ratings televisivos.

Pero junto a sus indiscutibles virtudes como peleador, Koki Kameda también sobresale por su insolencia y arrogancia dentro y fuera del ring. Insultos y palabras poco corteses para sus rivales, contradicen la educación y el respeto característicos de la cultura japonesa.

Comenta sobre este articulo