GuillermoRigondeaux donaire pikabril142013En las calles de New York todavía se habla de la enorme presentación de Guillermo Rigondeaux, es tema de cafetería y en todos los bares de ciudad se aprecia la obra maestra del cubano. Todavía se escuchan ecos de los disparos en el interior de Radio City Music Hall.

“El Chacal” todavía despedía humo mientras hablaba con Max Kellerman de HBO de lo que había sido su estupenda presentación “Lo hice lucir como yo quise” dijo el antillano “Se frustró, con un golpe no se gana la pelea”

Nonito por su parte aseveró “No tengo más que respeto por Rigondeaux y por ese boxeo tan bonito que me dio. Tengo que regresar a la pizarra y ver qué sigue”

La pregunta es: ¿Vale la pena una revancha?

Desde mi punto de vista, la respuesta es No. Aunque Rigondeaux ha demostrado que no le huye a nadie en el negocio “Yo peleo con el que me pongan pero eso no quiere decir que Donaire no es un gran boxeador, es muy bueno y disciplinado” siguió diciendo el nativo de Santiago de Cuba a la cadena HBO mientras el “Flash” Filipino ratificaba “Queremos subir de peso, pero nos encantaría una revancha”.

Una revancha representaría la mayor bolsa para Rigondeaux, quien se embolsó 750 mil dólares. En una segunda pelea el verdugo de Donaire podría llegar al millón de dólares. Desde el punto de vista económico es conveniente para el gladiador cubano.

Sin embargo Nonito por primera vez dio a conocer un problema muscular pudo haberlo afectado en la pelea “No quiero quitarle méritos a Rigondeaux, pero ha habido mucha presión. He tenido problemas con ligamentos de mi hombro” Estaríamos pendientes si el peleador asiático se mete al quirófano lo que podría alejar la posibilidad de una segunda entre el cubano y el filipino.

La última vez que Donaire se encontró con la derrota fue en marzo de 2001 cuando cayó ante el californiano Rosendo Sánchez por decisión en 5 rounds. Nonito vio cortada una racha de 30 éxitos de manera consecutiva.

Mientras se resuelven las interrogantes con respecto al futuro del “FilipinoFlash” , Rigondeaux irá a descansar con un futuro altamente interesante.