Quillin pikmayo162013A Peter Quillín no le basta con el cinturón mediano del Consejo Mundial (CMB). Desea ser el mejor de las 160 libras y para ello lanzó el reto al australiano Daniel Geale, monarca de la categoría de la Federación Internacional (FIB), y el único titular con posibilidades reales de enfrentarlo.

Llamado “Kid Chocolate” por su parecido físico con el excepcional púgil cubano Eligio Sardiñas, Quillín (29-0-0, 21 KOs) continúa cosechando triunfos y el 27 de abril demolió por nocaut técnico en el séptimo round al dominicano Fernando Guerrero, en la pelea co-estelar en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York.

Tal como ha ocurrido en muchos de sus pleitos, “Kid Chocolate” Guillén evidenció una pegada impresionante, al extremo que derribó al zurdo quisqueyano en par de ocasiones en el segundo y nuevamente dos veces en el sexto, cuando el tercer hombre del ring vio al derrotado en malas condiciones y evitó que continuara recibiendo castigo.

“Deseo pelear con alguno de los otros campeones (de la división)”, dijo Quillín. “Sergio Martínez podría ser mi primer objetivo, pero está lesionado y fuera del ring por el resto del año. (Daniel) Geale es el campeón FIB y es el que luce ahora mismo como el más fácil para un pleito de unificación”.

Conocedor de las diferencias entre Golden Boy Promotions, la compañía que rige sus destinos, y HBO, la que representa al campeón mundial de la AMB Gennady Golovkin, Quillín descartó que en el futuro inmediato pudiera ocurrir una pelea unificatoria con el europeo.

Además, el panorama se complica porque el kazajo Golovkin defenderá la faja ante el británico Matthew Macklin el 29 de junio, en Connecticut.

“Nosotros pelearemos con cualquier en un gran combate de unificación”, dijo John Seip, quien co-dirige la carrera de Quillín junto a Jim McDevitt. “Los promotores y las televisoras deben poner sus egos a un lado y darle a los fans lo que ellos desean con Peter en una gran pelea”.

Comenta sobre este articulo