Narvaez pikago252013Buenos Aires.-El campeón mundial argentino Omar Narváez noqueó en el décimo asalto al japonés Hiroyuki Hisataka el 24 de agosto en la ciudad argentina de Trelew, donde saldó deudas con su público.

“El Huracán” Narváez (401-2, 21 KOs) en esta ocasión fue un verdadero torbellino sobre el cuadrilátero para retener por octava ocasión la faja supermosca de la Organización Mundial (OMB), que obtuvo ante el nicaragüense Evert Briceño por fallo unánime, el 15 de mayo de 2010, en el histórico Luna Park, de Buenos Aires.

A diferencia de su pelea anterior, en la que recibió inmerecido fallo favorable ante el mexicano Felipe Orucuta el 25 de mayo, ahora Narváez lució a gran altura ante el nipón, un púgil de inferior calidad en todos los sentidos y con escasa defensa para los ataques del sudamericano.

Después de un buen cuarto round para el visitante, en el sexto Narváez pegó casi a mansalva al rostro y el cuerpo del nipón Hisataka, que no fue a la lona gracias a la campana salvadora al concluir los tres minutos reglamentarios.

La superioridad absoluta de Narváez y la débil respuesta de Hisataka condujo al árbitro Julio César Alvarado a detener el desigual combate a los 1:26 minutos del décimo episodio.

“Me quiero morir boxeando, me siento pleno y en el mejor nivel”, dijo el zurdo Narváez, de 38 años, cuyo único revés se lo propinó el filipino Nonito Donaire, el 22 de octubre de 2011, cuando intentaba arrebatarle al tagalo los títulos gallo del Consejo Mundial (CMB) y de la Organización Mundial (OMB). Los tres jueces vieron ganar al “Flash” Donaire los 12 asaltos y lo reflejaron con idéntico 120-108.

Antes de ascender a las 115 libras, Narváez, de 38 años, había sido monarca mosca (112) libras al derrotar por unanimidad a Adonis Rivas, el 13 de julio de 2002. Hizo 16 defensas exitosas en esa división.

“Quiero dejar la mejor imagen del gran campeón que es hoy Omar Narváez y que el día de mañana se hable de mí”, dijo el argentino horas antes de enfrentar al asiático. “Quiero dejar el mejor de los recuerdos, en el lugar donde yo vivo y crié a mis hijos”.

Hisataka (22-10-1, 10 KOs), quien efectuó su primer viaje al continente americano, venía de un triunfo por unanimidad ante el filipino Sonny Boy Jaro, el 7 de abril, en la ciudad japonesa de Osaka. Previamente Hisataka, de 28 años, había sido víctima por idéntica vía del zurdo tailandés Oleydong Sithsamerchai, el 12 de noviembre del pasado año, en Tailandia.

Comenta sobre este articulo