yuriorkisgamboa pikago282013México.-Entre sus planes inmediatos, el campeón mundial cubano Yuriorkis Gamboa piensa establecerse en México, buscar el apoyo de los millones de fanáticos de esa nación y retar al japonés Takashi Miura, monarca superpluma del Consejo Mundial (CMB).

Invicto en 23 combates, con 16 nocauts, el llamado “Ciclón de Guantánamo” posee la faja interina de las 135 libras, versión Asociación Mundial (AMB), que conquistó frente al colombiano Darley Pérez, el 8 de junio en el Bell Centre, de Montreal, Canadá.

“Lo primero que quiero es el apoyo de los mexicanos, que es donde realmente crece el boxeo profesional”, dijo Gamboa al diario “El Universal”. “Me miro en el espejo de Ultiminio Ramos y Mantequilla Nápoles, que vinieron a hacer sus peleas aquí a México y sus carreras despegaron para ser exitosas”.

Ahora 31 años, Gamboa se convirtió en titular pluma de la AMB, cuando venció por nocaut al venezolano José “Cheo” Rojas, el 17 de abril de 2009. Después conquistó también el cinturón superligero de la misma organización al derrotar por fallo unánime al brasileño Michael Farenas, en diciembre de 2012.

“Los boxeadores cubanos tenemos calidad, pero no contamos con el apoyo necesario”, añadió Gamboa. “Por eso vengo humildemente a pedirle el apoyo a ustedes los mexicanos”.

Aunque el monarca mexicano Miguel “El Títere” Vázquez desafió a Gamboa en días recientes, el fuerte pegador caribeño ha expresado su interés por pelear frente al zurdo nipón Takashi Miura, titular superpluma del Consejo Mundial (CMB).

“(Gamboa) siempre está diciendo que nadie desea enfrentarse a él, pues yo deseo hacerlo y es un combate que podemos hacer”, dijo Vázquez, monarca ligero de la Federación Internacional (FIB), al sitio “BoxingScene.com”. “Honestamente considero que soy mejor y más completo que Gamboa”.

Gamboa afirmó al Universal que los púgiles cubanos no reciben oportunidades porque “carecemos de un mercado sólido que nos respalde, dado que en Cuba no existe acceso a la televisión por cable ni al pago-por-evento”.

Comenta sobre este articulo