Burns BeltranEste sábado en el Scottish Exhibition Centre de Glasgow, Escocia, el mexicano Ray Beltrán fue despojado de una legítima victoria sobre el escocés Ricky Burns, al empatar de forma dividida en las tarjetas de los jueces, luego de doce rounds en los que se mostró muy superior.

Los magistrados entregaron cartulinas de 115-112 para Burns, 115-113 para Beltrán y una más de 114-114, para así decretar el empate dividido.

Con ese resultado Ricky Burns retuvo por cuarta ocasión su corona mundial ligera de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), la cual estuvo en disputa, y el negocio en Escocia podrá continuar al menos por una pelea más.

Siempre es difícil para un boxeador que va a combatir a la casa del campeón, porque además de que en los rounds apretados el campeón tiene la ventaja, la localía pesa a la hora de que cada juez tiene que emitir su voto.

Pero este tipo de maniobras descaradas, en las que ni siquiera se necesita que un round haya sido muy disputado, con total impunidad se producen veredictos que no concuerdan con lo ocurrido sobre el ensogado, solo para favorecer al peleador de casa.

Beltrán hizo lo suficiente como para llevarse la victoria. Siempre mantuvo la presión y por momentos obligó a Burns a replegado sobre las sogas con la guardia cerrada, para no recibir más castigo. Y en los asaltos finales dominó a tal grado que el púgil escocés tuvo recurrir constantemente al amarre para intentar bajar el ritmo del combate.

En los momentos de mayor lucidez de Burns, el mexicano supo ajustar, como en el octavo, cuando estaba siendo anulado por el jab del campeón, encontró un espacio y con un gancho de izquierda lo envió a la lona.

Los robos siempre han existido en el boxeo. Pero ahora, con las transmisiones por televisión, quedan expuestos ante los ojos de miles de aficionados que tienen acceso a los combates, ya sea en vivo o por repetición.

Si hasta el momento este no es el robo del año, probablemente está peleando hombro con hombro con cualquier otro resultado.

Y lo más seguro es que tanto Beltrán como su equipo de trabajo, llámese Top Rank y Freddie Roach, exigirán a la OMB la revancha directa, que sería muy buena para el boxeo. Pero creo que si no logran sacar a Burns de Escocia, el resultado se volverá a repetir.

Lamentablemente así están las cosas.

Comenta sobre este articulo