RonielIglesias pic19012014 4878a— Campeón olímpico Iglesias selló el pase a cuartos de final de la Serie Mundial

— Mexicanos exhibieron valentía y combatividad en el ring de la Ciudad Deportiva de La Habana

—- Triunfo de Domadores se lo dedican a Julio C. La Cruz, que fue operado tras una herida de bala

LA HABANA.- Indetenibles volvieron a mostrarse ante la débil e inexperta franquicia de los Guerreros de México. Los Domadores de Cuba mantuvieron su invicto en el Grupo B de la IV Serie Mundial de Boxeo (WSB) y sellaron este viernes su pase a la fase de cuartos de final cuando barrieron a sus oponentes por 5-0 en el Coliseo de la Ciudad Deportiva de La Habana.

El mismo resultado habían conseguido los cubanos ante los méxicanos en su debut en la WSB, un certamen profesional en el cual se inscribieron 12 franquicias y que otorga premios en metálico y boletos directos al torneo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

El campeón olímpico Roniel Iglesias, de los 69 kilos, fue quien dio el pase a los cuartos de final en el tercer combate de la noche en un escenario que aproximadamente reunió a unos 3.000 espectadores que desafiaron la baja temperatura que por estos días reina en la isla caribeña.

Iglesias, quien debutó así en la WSB, dio una disertación de buen boxeo apoyado en su mayor experiencia y mejor ritmo de golpeo en la media y larga distancias para superar por KO, Técnico a Héctor Reyes en el cuarto asalto cuando el corajudo adversario sangraba ya en el rostro producto de la golpiza. El marcador favorecía al cubano cuando no salió en la quinta vuelta con balance de 40-34, 40-35 y 40-36.

El cartel, disputado en la noche del viernes, lo abrió el joven Gerardo Cervantes que aventajó sin contratiempos y elegante boxeo al subtitular panamericano Orlando Huitzil por veredicto unánime en los 5 2 kilogramos. Los jueces vieron una clara victoria al otorgarle en las papeletas un 50-45, 49-46 y 50-45 puntos.

En los 60 kilos, el subcampeón mundial juvenil Raúl Curiel, de México, intentó mostrar su arsenal en las combinaciones, pero el el mayor nivel cualitativo del doble campeón mundial Lázaro Alvarez paró en seco su actividad. Alvarez marcó la diferencia desde el primer momento y en el quinto asalto se consagró ante un delirante público para vencer por 48-47, 49-46 y 48-47 puntos. Fue el tercer triunfo sucesivo del cubano en la WSB.

Pero llegó poco después el combate entre el debutante Enmanuel Reyes y el refuerzo moldavo de la escuadra mexicana, Petru Ciobanu, un zurdo quien fue medallista de bronce en el más reciente Campeonato Europeo.

Reyes, de 81 kilos, tenía un doble compromiso. Lucir bien en su debut en la WSB y al propio tiempo no defraudar a los técnicos que decidieron subirlo al cuadrilátero luego de que el doble campeón mundial Julio César La Cruz aún no se ha recuperado de un incidente con arma de fuego a principios de este año.

La Cruz, según fuentes de la federación local de boxeo, fue intervenido quirúrgicamente para extraerle una bala alojada en la parte superior de la cadera izquierda, pero su recuperación marcha bien.

“Este es un triunfo que se lo dedico a La Cruz”, dijo poco después a periodistas Reyes al consumar una victoria por 3-0 (48-47, 49-46 y 49-46 puntos.

Reyes se movió mejor en el ring y supo combinar sus golpes rectos y ganchos al estómago que hicieron blanco en el moldavo, aunque este último fue la mejor presentación de la franquicia visitante con buena técnica aunque falto de distancia en las combinaciones.

Y el cierre del cartel estuvo concentrado en la victoria del peso supercompleto José Angel Larduet, más de 91 kilos, ante el puertorriqueño Gerardo Bisbal, el único púgil de los Guerreros que llegó con experiencia en la WSB a La Habana. Bisbal archivaba seis victorias y dos reveses en la Serie, pero decepcionó a sus parciales pues falto de agilidad en el ring y poco en su desempeño boxístico defraudaron a los técnicos del equipo Eduardo Morera y el cubano José Luis Herández en su esquina.

Larduet venció por unanimidad con 50-43, 50-43 y 50-44 puntos.

Ahora, los Domadores de Cuba acumulan 18 unidades y marchan al frente del Grupo B de la WSB. Sólo acumulan cuatro derrotas frente a Kazajstán (2) y Azerbaiján (2), respectivamente.

La próxima presentación de los cubanos será en dos semanas contra Húsares de Polonia.

Comenta sobre este articulo