zarate jr pic20022014 6055aMéxico.-Una lesión recurrente, que lo llevó al quirófano varias veces, ha obligado al joven y prometedor boxeador mexicano Carlos Zárate Jr. a colgar los guantes definitivamente.

Su padre y entrenador, con idéntico nombre y una gloria del boxeo mexicano de la década de los 80, informó que el retoño no tiene opción, de acuerdo con el diagnóstico de los especialistas que han tratado el complejo del trauma.

“Tenemos un documento firmado por un médico militar donde nos explica que el hueso está desgastado y el cartílago acabado”, dijo Zárate padre. Él (Zárate Jr) sí tiene ganas, pero ya lleva dos operaciones, una paroscopia y una reducción del hombro derecho”.

Zárate Jr., de 25 años, tuvo su primera lesión el 18 de diciembre de 2010, cuando se dislocó el hombre derecho por primera vez frente a Juan Carlos Martínez, a quien venció por unanimidad en seis asaltos, en Guanajuato, México. Días después, el vástago de los Zárate fue intervenido quirúrgicamente y tuvo que permanecer alejado del cuadrilátero durante siete meses.

Cinco victorias por nocaut después del período de recuperación hicieron pensar en un futuro brillante para el jovencito, pero el ave negra del infortunio apareció en agosto de 2012, cuando tuvo que abandonar en el quinto asalto ante Daniel Valenzuela, tras haberlo enviado a la lona en par de ocasiones. Desafortunadamente, esa sería la única derrota de su carrera.

La nueva intervención quirúrgica para reparar el hombre significó otros ocho meses alejado de la acción competitiva. Regresó en abril de 2013 y ligó tres triunfos, pero su hombro derecho se volvió a dislocar durante una sesión de entrenamiento.

Con 20 triunfos, 15 por nocauts y un solo revés en su carrera, Zárate Jr. intentará ahora enrumbar su vida para convertirse en comentarista de la disciplina que ama y que por obra del destino tuvo que colgar los guantes prematuramente.

Comenta sobre este articulo