chavez-vera 8bf68San Antonio, Texas.-Al boxeador estadounidense Bryan Vera no le preocupan que las apuestas son favorables a su rival, ex campeón mundial mexicano Julio César Chávez Jr., para el pleito revancha, previsto el 1 de marzo en el Alamodome de San Antonio, Texas y que será transmitido por la cadena HBO.

Durante un alto en la preparación, “El Guerrero” Vera (23-7-0, 14 KOs) hace un guiño con su ojo derecho cuando le refieren que El Junior Chávez es favorito 4-1 para conquistar la victoria en esa ciudad estadounidense.

“La primera pelea contra Chávez fue muy buena para mí”, dijo Vera, quien cayó por votación unánime el 28 de septiembre en el StubHub Center, de Carson, California. “Tiré más golpes y aterricé más golpes. Esos hechos no son subjetivos. Es lo que es”.

A pesar de la coincidencia de los tres oficiales, una buena parte de los que observaron el combate, tanto en la sede como por la pequeña pantalla, coincidieron en que Vera hizo más por el triunfo y debió salir con el brazo en alto.

“Sé que gané la pelea”, expresó Vera. “Controlé el ring y después del veredicto he tenido el apoyo del público. Esos fanáticos son la razón por la que tengo esta revancha con Chávez. He ganado muchos admiradores desde la primera pelea. La gente sabe que gané la pelea y eso es muy importante para mí”.

Casi de inmediato, Vera y sus representantes expresaron el deseo de efectuar la revancha, pero Chávez Carrasco señaló entonces que no era factible otorgarle el desquite a su adversario, porque podía prestarse a dudas sobre el resultado que según él había alcanzado en forma inobjetable.

En un principio, el Hijo de la Leyenda hizo esfuerzos por rivalizar con el campeón mundial argentino Sergio “Maravilla” Martínez, quien le arrebató la corona mediana del Consejo Mundial (CMB), el 15 de septiembre de 2012, en Las Vegas.

Pero “Maravilla” Martínez descartó un nuevo enfrentamiento alegando que el mexicano no se lo merecía, porque “sabemos que no hará el peso y no tiene respeto por el deporte”.

Martínez se refería a que a pocos días del primer duelo Chávez-Vera hubo que cambiar el peso establecido (168 libras) y elevarlo a 173, porque el Junior Chávez no estaba en condiciones de detener la báscula por debajo de esa cifra.

Aunque el pleito se efectuó, Chávez fue multado con una cantidad no revelada que engrosó las ganancias de Vera, quien además recibió una bolsa de 275,000 dólares, en tanto Chávez Jr. tuvo ganancias de 2,5 millones de dólares.

Días después del choque frente a Vera, el propio Chávez Carrasco (47-1-1, 32 KOs) aseguró que había subido al cuadrilátero pesando cerca de ¡200 libras!

La excusa de Chávez Jr. es que contra Vera no se encontraba en óptima forma por un largo período de inactividad, ya que fue suspendido nueve meses por dar positivo a marihuana en los chequeos posteriores a su reyerta con el argentino Martínez.

Para el venidero compromiso, si Chávez Carrasco no logra hacer el peso acordado (168 libras), tendrá una multa de un cuarto de millón de dólares, que igualmente pasarían a Vera. No se dieron a conocer las bolsas previstas para uno y otro.

“Ahora le voy a dar a los fans una pelea grande y emocionante”, afirmó Vera, vencedor en cuatro choques previos. “He puesto mucho trabajo y estoy listo para combatir, pero por encima de todo sepan que vengo a ganar”.

Comenta sobre este articulo