mayvspacquiao

Por Reynaldo Rogelio

Como buen rey empeñado en validar su predominio ante los súbditos, el filipino Manny Pacquiao necesita aún pasar dos pruebas para validar su corona como número uno libra por libra en el mundo: vencer al estadounidense Floyd Mayweather y al ascendente cubano Yuriorkis Gamboa. Antes de enfrentar a esos dos rivales, Pacquiao (53-3-2, 38 KO) tendría que superar otro difícil escollo, el mexicano Juan Manuel “Dinamita” Márquez (53-5-1, 39 KO) el 12 de noviembre en Las Vegas, Nevada, en pleito pactado a 12 asaltos por el título de las 144 libras, versión WBO (Organización Mundial de Boxeo).

Mayweather y Gamboa, los dos invictos, se perfilan cual serias amenazas para el trono que Pacquiao edificó con su demoledor estilo de pelea a lo largo de los últimos años. Tanto el veterano y controvertido estadounidense Mayweather (34 años, 42-0-0, 26 KO) como el aún joven ciclón cubano Gamboa (29 años), quien sólo conoce victorias en 21 combates como profesional, con 16 nocauts en su récord, poseen talento para poner a prueba al implacable Pacman filipino.

Mayweather, tan brillante sobre en el cuadrilátero como contradictorio y altanero fuera de el encerado, es vigente campeón mundial welter reconocido por el WBC (Consejo Mundial de Boxeo), pero por su anatomía y capacidad física puede, como Pacquiao, pelear en un amplio rango que va desde los Super Featherweight hasta los Super Welterweight. Antes que Pacquiao, Maywather fue considerado el número uno libra por libra por prestigiosos medios como The Ring, BoxRec, Sports Illustrated y ESPN, entre otros, que hoy rinden culto al hombre de Filipinas.

Pero, y siempre hay “peros…”, habría que definir en qué categoría de peso, bajo cuales auspicios, y con cuanto dinero en juego estaría dispuesto Pacquiao a combatir contra los dos invictos. Gamboa es un featherweight natural, pero tiene intenciones de incrementar su peso, algo bastante adecuado con el aumento de la edad, a lo que se adiciona una no escasa cuota de protesta personal contra las decisiones de la AMB (Asociación Mundial de Boxeo) y FIB (Federación Internacional de Boxeo) de despojarle de su faja de campeón de las 126 libras, aduciendo ambiguas regulaciones.

Cada uno de ellos, seguramente buscará el peso más beneficioso para su causa, y el Pacman tampoco será la excepción a la hora de elegir el campo de batalla, si en algún momento fructificara alguna de la referidas tentativas, seguramente con una jugosa y probablemente inédita bolsa en juego. Gamboa NO tiene reparos para intentar el que sería el pleito cumbre en su carrera. Sin embargo, Mayweather y sus conductores manifiestan una clara cautela, pues el estadounidense teme arriesgar su prestigio ante un hombre como Pacquiao, que está en la cúspide de su carrera boxística.

El cubano va cuesta arriba, en tanto que los expertos consideran que Mayweather ya vio pasar su mejor momento entre las 12 cuerdas y únicamente un monto muy significativo podría tentarlo a meterse en el ring contra el demoledor Pacman Filipino.

Sea cual sea lo que depare el futuro, resulta evidente el interés de los amantes del boxeo por disfrutar alguno de los referidos pleitos, que pondrían a prueba el reinado que hoy por hoy ostenta, sin discusión, el filipino Manny Pacquiao.

Comenta sobre este articulo