Wladimir KlitschkoConvencido de que saldrá vencedor, el campeón pesado Wladimir Klitschko (56-3, 49 KOs) expondrá sus cuatro coronas frente al francés Jean-Marc Mormeck (36-4-0, 22 KOs) el 10 de diciembre en la ESPRIT Arena de Dusseldorf, Alemania. “Soy el favorito en todos mis combates”, dijo el gigante ucraniano nacionalizado alemán de 35 años y tambien campeón olímpico en Atlanta-96. “Pero también sé que todos mis rivales llegan en buena forma para enfrentarse a mí”.

   Hace siete años y siete meses que el menor de los Klitschko no conoce el amargo sabor de las derrotas. Su último fracaso fue a manos del estadounidense Lamon Brewster por KOT en el quinto asalto el 10 de abril de 2004 en Alemania. “Dr. Martillo de Hierro”, como se le conoce a Klitschko, sabe que Mormeck no es un adversario fácil y que llega con gran motivación para la pelea.

  “Es sin dudas uno de los más experimentados rivales que he enfrentado”, reconoció Klitschko. “Tiene muy buena técnica, es inteligente y ha disputado muchas peleas por la corona mundial”.

   Originario de la isla Guadalupe y con 39 años, Mormeck (36-4, 22 KOs), reside actualmente en Francia. Fue monarca crucero de la Asociación Mundial (WBA), al vencer a Virgil Hill por KOT en el noveno round, en 2002.  Tras una tripleta de exitosas defensas, incorporó el título del Consejo Mundial (WBC) mediante victoria unánime ante “Big Truck” Wayne Braithwaite en 2005. Ambas coronas las perdió en 2006 ante O´Neil Bell por nocaut en 2006. “Conozco la calidad de Klitschko, pero confío en mis habilidades”, expresó Mormeck. “El tiene el techo de vidrio, no soporta castigo y lo demostraré”.

   Y con desenfado aseguró que regresará a París con su maleta llena de coronas mundiales, las que arrebatará al ucraniano el 10 de diciembre.

Comenta sobre este articulo