shearer-john-joe-frazier-vs-mohammed-ali-at-madison-square-gardenA los 67 años, Joe Frazier, el hombre que derrotó a Mohammed Alí, perdió la batalla por su vida, tras una lucha que se extendió durante casi un mes contra un cáncer de higado que lo fulminó sin piedad.  “Smokin” Joe falleció en un hospicio de la ciudad de Filadelfia, donde se encontraba internado en fase terminal de la enfermedad y sin ninguna esperanza de prolongar su existencia, que comenzó y se apagó en un mismo punto: la pobreza.

   “Aunque Joe es un boxeador que no se rinde, hay muy pocas esperanzas. Vamos a cruzar los dedos y esperar un milagro”, habia expresado hace pocos días Leslie Wolff, el asesor personal de Frazier durante los últimos años.

   Pero el milagro no ocurrió y el mundo pierde a uno de los más renombrados púgiles de la historia.

   Antes de que se conociera el terrible mal, Frazier, de baja estatura para los completos, pero con un potente gancho de zurda, entrenaba a algunos jóvenes, firmaba autógrafos y tenía una vida de muchas limitaciones. Elegido al Salón de la Fama del boxeo, efectuó tres épicas batallas contra Alí de 1971 a 1976, con un triunfo y dos reveses, que Frazier no reconocía. En la primera de ellas envió a Alí a la lona y fue el primer púgil en conseguirlo.

   Y Alí estuvo entre los que ofrecieron públicamente sus plegarias en las últimas horas a quien fuera uno de sus más enconados adversarios en el ring: “las últimas noticias sobre Joe son difíciles de creer y aún más difíciles de aceptar, dijo Alí, que padece del Mal de Parkinson. “Joe es un campeón y rezo porque todavía siga peleando”.

   “Smokin” Joe ganó la corona mundial al propinar nocaut en el quinto asalto a Jimmy Ellis en 1970 en el Madison Square Garden, de Nueva York. Defendió cuatro veces con éxito el título hasta que en 1973 George Foreman le arrebató el título. Otro revés ante Foreman sirvió de despedida del cuadrilátero en 1976.

Comenta sobre este articulo