pacquiao marquez2La tercera pelea entre Manny Pacquiao y Juan Manuel Márquez será de
alarido.

Todos se pusieron de pie, tiraron las cervezas, los hot dogs se fueron
al suelo,  Manny Pacquiao había tumbado tres veces en el primer round a
Juan Manuel Márquez aquel ocho de mayo del 2004 en la arena del MGM , y
el mexicano se levantó para protagonizar la mejor pelea de ese año. Y
como no, si Márquez se enderezó en busca de la victoria a pesar de
aquel fatídico arranque, en una batalla donde el resultado fue un
empate que todavía se discute en los pasillos del gigantesco hotel.

En marzo de 2008 solo faltó el 911 en la arena, Pacquiao y Márquez
descargaron grandes cantidades de dinamita suficientes para tumbar el
“Gran Cañón”, fue de esas reyertas que paró el tráfico aéreo y
encendió las alarmas en el strip de Las Vegas con el resultado final
favorable para el gran campeón filipino esa vez por decisión dividida.

Ahora ¿Alguien duda del espectáculo que trae este tercer choque?

Particularmente no me atrevo a dudar que ésta pelea trae los
suficientes ingredientes para mantener al público en constante emoción
aún cuando los expertos creen que Pacquiao debe resolver más temprano.
Las apuestas indican que el pleito debe terminarse antes del round 11,
basado en el poderío mostrado por el Pacman en la categoría de las 147
libras donde ya tiene dos defensas exitosas, ante Joshua Clottey y Shane
Mosley y el campeonato logrado por KO ante el boricua Miguel Cotto.

Sin embargo con todo y el peso de este argumento, me atrevo a decir que
el azteca será capaz de sostenerse y ofrecer otra gran batalla aun con
sus 38 años, Márquez nunca ha sido noqueado en su carrera, dispone de
un experimentado entrenador (Nacho Beristain) y  para ésta pelea ha
integrado a un preparador físico (Ángel Hernández) que trabaja con
él para verse bien aterrizando por segunda vez en la categoría welter,
recuerden que “Dinamita” fue capaz de mantenerse de pie durante 12
rounds ante Floyd Mayweather Jr. Y aunque no exista medidor de coraje,
Márquez  expulsa la suficiente valentía  como para derramarla en
cualquier ring.

Lo interesante de esta pelea será ver a un Juan Manuel trabajando
inteligentemente en el ring, demostrando por qué es el mejor peleador
mexicano del momento. No está de mas decir el manejo certero de la
distancia, y lo cuidadoso que debería ser cuando le toque el infight
con Pacman, el azteca no puede abrir espacios muy temprano en la pelea,
tal y como sucedió en el segundo combate cuando Manny lo tiró en el
tercer round, Michael Katsidis también lo cazó en la tercera vuelta en
aquel enfrentamiento donde el mexicano terminó noqueando en nueve
asaltos. Márquez sabe que debe hacer una pelea lo mas cercana a la
perfección de lo contrario estaría de frente a su primera derrota por
la vía del cloroformo.

Y no es para menos, Pacman está consagrado como un homicida con
guantes, después de noquear a Miguel Cotto, su pegada pasó a ser
respetada en el casillero de los welter, y las abrumantes victorias
sobre Clottey, Margarito (Superwelter) y Mosley son suficientes para
valorarlo como uno de los mas grandes sanguinarios del momento.

Pacquiao está en la obligación de ganar y ser contundente ante
Márquez, ha tenido la preparación mas larga de toda su carrera y tiene
ventaja peleando en 144 libras, es mas joven que Márquez ( 32 años),
tiene mas velocidad, hoy día ha mejorado muchísimo su defensa de la
mano de Freddie Roach y su trabajo con la mano derecha ha sido tema
importante en el campo de entrenamiento.

Y después de hacer el justo reconocimiento de las cualidades de estos
dos grandes gladiadores, Pacquiao debe ganar por decisión este sábado
en Las Vegas, todos permaneciendo de pie, tirando las cervezas y
olvidándose de los hot dogs.

Comenta sobre este articulo